-1.1 C
Bariloche
InicioCoronavirusAlerta por la variante Delta: 4 de cada 10 bonaerenses que llegaron...

Alerta por la variante Delta: 4 de cada 10 bonaerenses que llegaron del exterior violaron la cuarentena

El Ministerio de Salud provincial y Migraciones hicieron un operativo de control en casi 200 domicilios. Denunciarán a los infractores.

Casi el 40% de los viajeros que regresaron al país por avión y están radicados en la provincia de Buenos Aires violaron la cuarentena que los obliga a mantenerse en sus casas por lo menos 10 días. La restricción forma parte de las nuevas medidas adoptadas por las autoridades sanitarias para prevenir el ingreso a la Argentina de la denominada variante Delta del Covid-19.

Según informaron en el Ministerio de Salud bonaerense, desde el jueves pasado, cuando se conoció la nueva normativa de control resuelta tras la  última reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), se verificaron 190 domicilios de personas que habían regresado por Ezeiza de un viaje desde el exterior.

Se hicieron operativos conjuntos con la Dirección Nacional de Migraciones en Vicente López, Mar del Plata, La Plata, Quilmes y Villa Gesell. “En el 38% de las visitas no había nadie en el domicilio, violando el decreto 2225/20 de cuarentena obligatoria. Se les iniciarán acciones legales”, difundieron en el organismo que conduce Daniel Gollán.

Además, en el ministerio provincial aseguraron que “por el momento no hemos detectado la presencia de la variante Delta en pacientes atendidos en nuestro sistema”. Este conjunto de mutaciones que apareció hace unos meses en la India tiene alta capacidad de contagio y provocó estragos sanitarios en ese país asiático.

Cuando llegó a Gran Bretaña, el Gobierno de Boris Johnson tuvo que postergar por cuatro semanas el levantamiento del confinamiento para controlar la propagación de esta cepa.

Argentina, que intenta escapar de la segunda ola, decidió reforzar los controles fronterizos para ahuyentar una eventual entrada de esta peligrosa variante del coronavirus. El COFESA, que agrupa a todos los ministerios de salud provinciales, se propuso “fortalecer el control del aislamiento domiciliario, seguimiento y PCR a los siete días, para levantar el aislamiento de los viajeros”.

La ciudad de Buenos Aires estableció este mecanismo para sus ciudadanos: testeo en el aeropuerto y en caso de positivo, confinamiento de 10 días en un hotel rentado por el Gobierno porteño. Para los casos negativos, aislamiento de una semana en sus residencias con seguimiento telefónico. Cumplido ese plazo, deben realizarse otro testeo y con el negativo queda concluido el proceso.

Los que llegan del exterior y viven en el territorio bonaerense están obligados a quedarse 10 días en encierro. No pueden recibir visitas, tomar contacto con otras personas y mantener una serie de medidas de cuidado.

El Gobierno bonaerense inició un plan de control y se encontró con sorpresas. En Vicente López revisaron 108 hogares y en 31 nadie atendió la puerta, el 28% de los domicilios relevados. Pero en otras jurisdicciones, el porcentaje fue aún mayor. En La Plata, el 32% no cumplía las restricciones; en Quilmes, el 33%; en Villa Gesell, el 34%; en Bahía Blanca fueron mitad y mitad y en Mar del Plata, el 58% estaba fuera de su casa.

Todos los infractores quedaron encuadrados en los delitos que menciona el DNU 620 del año 2020. Serán sometidos a procesos en la Justicia Federal.

El país tiene reducido el tráfico internacional a través de la aeronavegación comercial. El 15 de junio el Gobierno informó que se suspendían los vuelos desde destinos como Turquía y también desde países africanos.

Además, se mantiene una política de frecuencias mínimas en los vuelos con Europa para evitar el ingreso de las peligrosas variantes de coronavirus.

Una decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete dispone que los testeos quedan a cargo de los pasajeros que llegan a la Argentina y que continúa vigente la cuarentena obligatoria de siete días. La disposición 589/2021, publicada en el Boletín Oficial, suspendió nuevos destinos y mantuvo la política restrictiva en las conexiones con Europa.

En un comunicado, la Jefatura de Gabinete explicó ese día que “el objetivo de la decisión es reducir el tránsito internacional y evitar que lleguen a la Argentina nuevas cepas de coronavirus que circulan en otros países” y con mayor tasa de contagio que la originada en China.

NOTICIAS RELACIONADAS