-7.1 C
Bariloche
InicioPolíticaArgentina y Estados Unidos pidieron en la OEA tratar las alertas rojas...

Argentina y Estados Unidos pidieron en la OEA tratar las alertas rojas de los iraníes acusados por la AMIA

Un día después de la visita de Santiago Cafiero a Anthony Blinken, los dos países promoverán una resolución para condenar el paso de Mohsen Rezai por Nicaragua y que ello no vuelva a ocurrir en otro país del hemisferio.

“Nota de la misión permanente de Argentina mediante la cual, en nombre propio y de la misión permanente de Estados Unidos, solicita la inclusión del tema ´Declaración sobre las notificaciones rojas de Interpol en relación con el atentado a la AMIA´ en el orden del día de la Sesión del Consejo Permanente Convocada para el 19 de enero de 2022”.  Con este reclamo, ambos países se aliaron para que en la OEA se apruebe una resolución de condena al reciente viaje de un prófugo iraní a Nicaragua, donde se reunió con Daniel Ortega, el venezolano Nicolás Maduro y el cubano Miguel Díaz Canel. Y pedirán que Interpol actúe cuando los acusados estén en este continente. 

Según pudo saber Clarín en forma exclusiva de fuentes diplomáticas en la Organización de Estados Americanos (OEA) así reza el punto 6 de la orden del día a tratar este miércoles en el Consejo, órgano que depende directamente de la Asamblea General de la OEA, que emite declaraciones y resoluciones de los miembros del organismo.

La inesperada alianza argentino estadounidense es de una importancia mayor no sólo en lo gestual y es una maniobra que busca dejar un precedente. Sucede tras la visita de este martes de Santiago Cafiero a Anthony Blinken. Y fue gestionada directamente por la embajada argentina en la capital estadounidense, es decir por la misión de Jorge Argüello, con el Departamento de Estado.

La resolución busca un compromiso con los Estados miembro de la OEA en torno a los seis de los ocho iraníes que están acusados por la justicia argentina de ser autores intelectuales del atentado terrorista a la AMIA (1994) -dos están muertos- y cinco del total tienen pedido de captura internacional de Interpol.  El caso cobra relevancia además por el reciente paso por Nicaragua de uno de ellos, el hoy vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai. 

Rezai fue invitado a la re-re asunción de Daniel Ortega el 10 de enero, en una ceremonia en la que estuvo presente el embajador argentino Daniel Capitanich sobre quien llovieron las críticas. El Gobierno reaccionó al día siguiente con dos comunicados de la Cancillería, entre ellos una protesta para Nicaragua.

Ninguno de los servicios de inteligencia argentinos ni las respectivas embajadas en Managua y Teherán advirtieron esa presencia que ya estaba dando vueltas en las agencias internacionales de noticias. Desde el Gobierno también aseguraron que Interpol Argentina pidió a Interpol Nicaragua que se lo detuviera pero que las fuerzas de Ortega se negaron. También días despues reaccionó el Departamento de Estado, en lo que fue tomado como algo “tardío” por fuentes republicanas.

Clarín pudo ver un borrador de la resolución a tratar por pedido de Washington y Buenos Aires. Esta pide “apoyar los esfuerzos” de este país para que se “haga justicia” en torno al atentado a la AMIA. Pide condenar la visita de Rezai a Nicaragua y al continente americano. Insta a los nicaragüenses y a todos los americanos a actuar de conformidad a las notificaciones rojas de Interpol. Es decir, que deben detener a los acusados por el ataque a la AMIA (85 muertos).

Esta maniobra del gobierno para que sea tratado en el Consejo Permanente no tendrá impacto con respecto a Nicaragua y curiosamente, los tres países que abrazaron a Rezai en Managua están desvinculados o en tren desvincularse de la OEA. Cuba fue apartada en los años 60 por Estados Unidos. Venezuela pidió salirse del organismo en 2017 y Nicaragua lo acaba de hacer. Sin embargo sienta un precedente importante. Pero por ejemplo, en 2011 otro acusado por AMIA pasó por Bolivia, y Venezuela,  y otro intentó visitar Colombia.

Aunque Argentina tiene una mala relación con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, éste condenó el paso de Rezaí por Nicaragua. La OEA es escenario de batallas ideológicas. Estados Unidos suele promover o apoyar resoluciones contra los regímenes de Nicaragua, Cuba y Venezuela, en las que el kirchnerismo se abstiene junto a mexicanos y bolivianos.

NOTICIAS RELACIONADAS