5.2 C
Bariloche
InicioPolicialesCrimen de Lucas González: por unas huellas en el arma “plantada”, piden...

Crimen de Lucas González: por unas huellas en el arma “plantada”, piden volver a detener policías que habían sido liberadas

El pedido del fiscal Criminal y Correccional 32, Leonel Gómez Barbella, recayó sobre las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño.

El fiscal que investiga el crimen de Lucas González (18), asesinado por policías de Ciudad en noviembre pasado en el barrio porteño de Barracas, pidió que se ordene la inmediata detención y dictar la prisión preventiva de las dos agentes de acusadas de encubrimiento y que el 12 de enero último fueron liberadas por falta de pruebas.

El pedido del fiscal Criminal y Correccional 32, Leonel Gómez Barbella, recayó sobre las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño, a quienes la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional beneficiaron con la falta de mérito.

El requerimiento de seis página fue elevado al juez de Instrucción Martín del Viso, quien ahora deberá resolver si hace lugar.

El 12 de enero último, la Cámara de Apelaciones entendió que no era suficiente la prueba recabada como para procesarlas junto al resto de los policías acusados del encubrimiento del crimen.

Sin embargo, el fiscal recibió este lunes los resultados de un peritaje de la División Unidad de Búsqueda de Evidencia de la Policía Federal Argentina (PFA) que confrontó las muestras recolectadas sobre la réplica de arma de fuego encontrada dentro del auto en el que iban Lucas y sus tres amigos “con los olores obtenidos” de nueve de los policías imputados, entre ellos, las dos oficiales.

El Nissan de la Brigada por delante del Suran de Lucas y sus amigos, en una escena de la reconstrucción del hecho. Foto: Luciano Thieberger.El Nissan de la Brigada por delante del Suran de Lucas y sus amigos, en una escena de la reconstrucción del hecho. Foto: Luciano Thieberger.

“El procedimiento realizado por los agentes policiales junto a perros entrenados permitió que los animales marcaran la correspondencia entre el olor colectado de la réplica del arma y las muestras obtenidas de las dos mujeres y de uno de los imputados”, indicó el Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Nación a través de su página web (www.fiscales.gov.ar)

“Claro está que las nombradas la han manipulado, o al menos, la han tenido a la vista, en contacto y en su poder”, sostuvo el fiscal en su dictamen y consideró que esta prueba “revierte el estado de duda que los integrantes de la Cámara de Apelaciones decretaron cuando formularon la falta de mérito”.

Para la Fiscalía, esta evidencia “conlleva a sostener que formaron parte de todo el entramado corporativo” que se montó el día del hecho, por lo que corresponde “dictar sendos autos de procesamientos con prisiones preventivas”.

Y solicitó que sean procesadas por los delitos por los cuales fueron indagadas: “falsedad ideológica, privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin las formalidades de la ley, encubrimiento agravado por la condición de funcionarios públicos y por ser el delito precedente especialmente grave”.

En primera instancia, Miño y Fariña habían sido procesadas con prisión preventiva junto a los policías Roberto Inca, Héctor Cuevas, Fabián Du Santos y Juan Romero, y por los delitos ya mencionados.

Sin embargo, la Cámara de Apelaciones confirmó los procesamientos de Inca, Cuevas, Du Santos y Romero “sin perjuicio de la calificación que en definitiva corresponda”.

Se trata de la misma Sala IV que ya confirmó la prisión preventiva para los policías Gabriel Isassi, Juan Nieva y Fabián López, imputados de cometer el homicidio de Lucas y la tentativa en perjuicio de los tres amigos del adolescente asesinado.

Lucas González tenía 17 años y jugaba en la Sexta del Club Barracas Central.Lucas González tenía 17 años y jugaba en la Sexta del Club Barracas Central.

En tanto, por el caso también permanecen procesados y detenidos por el encubrimiento el comisario inspector Daniel Santana, el comisario Rodolfo Ozán, el subcomisario Ramón Jesús Chocobar, y los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa.

El asesinato de Lucas sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre último, cuando la víctima y tres amigos de su misma edad salieron de entrenar del club Barracas Central en un Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad sin patente ni signos de ser policial, del que bajaron tres agentes armados y sin identificar.

De acuerdo con las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos. Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impactó en la cabeza de Lucas.

NOTICIAS RELACIONADAS