5.9 C
Bariloche
InicioDeportesCuentas viejas y pase de facturas antes del River-Boca por la Copa...

Cuentas viejas y pase de facturas antes del River-Boca por la Copa Argentina

Si bien la relación entre los presidentes D’Onofrio y Ameal es buena, hubo ironías y palabras cruzadas entre Riquelme y Gallardo, tras el último Superclásico.

River y Boca tendrán un nuevo cruce mano a mano. Será por los octavos de final de la Copa Argentina, el miércoles en el estadio Ciudad de La Plata. Y la previa de este trascendental encuentro está marcada por una fuerte tensión que va más allá del honor del juego. Otra vez, las relaciones entre los dos colosos del fútbol argentino están tirantes, por un hecho que involucró a Juan Román Riquelme con dos integrantes del cuerpo técnico de River.

La situación detonó el día del Superclásico del Covid -que River disputó con varios debutantes por un brote de coronavirus en el plantel-. Cuando Juan Román Riquelme bajaba al campo de juego post partido y protagonizó un “episodio desagradable”, según pudo saber Clarín, con dos colaboradores de Marcelo Gallardo que estaban ubicados en un palco cercano al del vicepresidente de Boca.

“Gallinas de m… les rompimos el o…”, les gritó Riquelme a estas dos personas vestidas con la indumentaria de River.

Juan Roman Riquelme  y Hugo Ibarra en la cancha de Banfield. Foto: AFP

Juan Roman Riquelme y Hugo Ibarra en la cancha de Banfield. Foto: AFP

De esta situación, Marcelo Gallardo se enteró al otro día del partido y, lógicamente, no le hizo ninguna gracia. Eligió no confrontar, pero tampoco olvidar.

La única respuesta del Muñeco a Román fue en una nota que dio en la pretemporada a ESPN por una pregunta que le hicieron, apuntada a otra frase de Riquelme, acerca de que River no podía ganar campeonatos locales durante su ciclo.

“Lo que dijo Riquelme es real, no hemos podido lograr una liga local y eso no tiene nada de malo para mí reconocerlo. Boca ha sido dominador en el plano nacional, y nosotros los hemos superado en el plano internacional y en los mano a mano”, , respondió el entrenador de River.

Y no se quedó ahí: “Tiene razón en lo que dice pero hace un año y medio atrás él decía otra cosa, en un momento en que estaba afuera de la política de Boca y enaltecía los logros nuestros a nivel internacional. En ese momento dijo que una Libertadores valía por diez campeonatos locales”, respondió el entrenador de River.

En tanto, el presidente del club, Rodolfo D’Onofrio, fue tajante: “No sé lo que dijo Riquelme, que se ocupe de Boca, yo me ocupo de River”.

A Gallardo no le gustó una actitud de Riquelme. Y no olvida. Foto: Marcelo Carroll

A Gallardo no le gustó una actitud de Riquelme. Y no olvida. Foto: Marcelo Carroll

Capítulo II

Riquelme volvió al centro de la escena cuando tras el escándalo de Boca con Atlético Mineiro en Belo Horizonte, reapareció en la cancha de Banfield. En medio de su alocución en contra de Marcelo Tinelli y las autoridades de la Liga Profesional de Fútbol, le tiró otra vez un palito a River.

“Nunca vamos a dejar que el nombre de nuestro club salga mundialmente con que no nos presentamos a jugar un partido. Nunca vamos a hacer el papelón tan grande de no presentarnos”, dijo Román en una clara referencia a la no presentación del equipo de Gallardo contra Atlético Tucumán en el inicio de la pandemia por la extinta Copa de la Superliga.

Y hubo otra frase que tampoco pasó desapercibida y tiene que ver con el arbitraje. “Tenemos el partido de Copa Argentina y esperemos que los árbitros no se equivoquen seguido con nosotros”, afirmó el vicepresidente Xeneize.

En llamas

Tras esas palabras, en River volvieron a sentir que había que subir la guardia. “¿Justo Riquelme habla de arbitrajes en el fútbol argentino? ¿Por qué no dijo nada del foul de Tevez a Maidana en el gol de Boca en el último Superclásico? O de lo que pasó en Tucumán en la última fecha del campeonato…”, bramó un dirigente de River en off.

En referencia a la infracción de Carlos Tevez sobre Jonatan Maidana, Riquelme había minimizado aquel error del árbitro Facundo Tello y de uno de sus asistentes, Julio Fernández, quien estaba en la misma línea de la jugada.

Después del partido, Román brindó dos entrevistas a las cadenas televisivas que transmiten el fútbol argentino y en una de esas notas dijo: “Siempre pasan cosas, a veces a favor y a veces en contra. Siempre es así. Pero estamos contentos porque necesitábamos eliminarlos”.

Y en cuanto a lo del partido de River en Tucumán, en el que River perdió la Superliga que quedó en manos de Boca, aquella noche desde Núñez se quejaron por un penal no cobrado a Nacho Fernández y por el gol anulado a Rafael Santos Borré a instancias del línea Gabriel Chade, cuando el colombiano estaba habilitado. El árbitro fue Patricio Loustau, el mismo que dirigirá el miércoles el Superclásico de la Copa Argentina.

Jugadores diferentes. Marcelo Gallardo y Juan Román Riquelme en un Superclásico entre River y Boca. Fuente: EFE

Jugadores diferentes. Marcelo Gallardo y Juan Román Riquelme en un Superclásico entre River y Boca. Fuente: EFE

En la cancha de Banfield, adonde Boca tuvo que ir a jugar con los pibes porque los titulares se encontraban aislados en un hotel tras haber roto la burbuja en Brasil, según lo consideró el Ministerio de Salud, Riquelme también apuntó a que no había solidaridad entre los dirigentes. “Mendiga solidaridad y cuando él tuvo que serlo, fue indiferente. Ni siquiera hizo una mención a los jugadores de River que estaban con coronavirus”, recodaron desde Udaondo y Figueroa Alcorta.

La relación entre River y Boca se había resquebrajado cuando Daniel Angelici presidía al club de La Ribera. Tras su salida y la derrota electoral de su espacio en las elecciones de diciembre de 2019, y la llegada de Jorge Amor Ameal y Juan Román Riquelme, en River tenían la expectativa de mejorar los vínculos, que habían quedado muy deteriorados. Y entre los presidentes, Rodolfo D’Onofrio y Jorge Ameal, lo fueron logrando. El vínculo entre ellos es muy bueno.

Sin embargo, Riquelme tensó la cuerda con el cuerpo técnico de Gallardo. Y esa tensión ya se palpita en la previa de otro cruce mano a mano entre River y Boca.

NOTICIAS RELACIONADAS