728 x 90

Economía estima un déficit primario arriba de 6% del PBI para este año

Economía estima un déficit primario arriba de 6% del PBI para este año

El secretario de Hacienda, Raúl Rigo, planteó que el rojo fiscal de este año será algo menor al que preveía un mes atrás. Ratificó el 4,5% del PBI para el próximo. Los lineamientos para el proyecto de Presupuesto 2021 avanzan para llegar al martes próximo con su presentación en el Congreso. Se sabe que se buscará ir

El secretario de Hacienda, Raúl Rigo, planteó que el rojo fiscal de este año será algo menor al que preveía un mes atrás. Ratificó el 4,5% del PBI para el próximo.

Los lineamientos para el proyecto de Presupuesto 2021 avanzan para llegar al martes próximo con su presentación en el Congreso. Se sabe que se buscará ir hacia un déficit fiscal primario (este es el que se contabiliza antes del pago de intereses de la deuda) de 4,5%.

Pero para llegar a ese número se partirá, en el cierre de 2020, de un número “por encima de 6% o 6,5%”, según planteó este miércoles el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

En una etapa que calificó de “pragmática”, en la que el Estado salió a inyectar dinero para buscar morigerar los efectos de la pandemia, Rigo recordó que en el inicio del año las proyecciones eran de un déficit primario de 1,5% y hasta 2% del PBI, pero que producto de “la inversión que se hizo por la pandemia va a finalizar por encima del 6% o 6,5% del PBI”.

En su presentación ante el Congreso a fines de julio, momento que expuso cuando se discutía la Ley de Ampliación Presupuestaria, Rigo había dicho que el resultado primario iba a finalizar entre 6,8% y 6,9% del PBI. Ahora redujo, levemente, esa proyección.

Para adelante, definió que se viene una etapa en la que “la mejor praxis para la acción del gobierno sea la de la prudencia” y admitió que hay que pensar en una “reducción de déficit primario al 4,5% del PBI, que es un nivel que busca equilibrio entre las políticas públicas activas y, por otro lado, un espacio de financiamiento asequible”.

Con un Banco Central que en la primera parte del 2020 financió casi todo el rojo fiscal, la pregunta acerca de dónde saldrá el financiamiento el año próximo sobrevoló en la disertación que dio Rigo, junto a otros economistas entre los que estaban Carlos Hourbeigt (director del Banco Central), Marina Dal Poggetto (de EcoGo) y Martín Rapetti (investigador del Conicet y profesor de la UBA), en una charla organizada por la Universidad de San Martín.

“Por suerte gran parte del acceso a los mercados se empezó a despejar con la reestructuración. También la curva en pesos es cada vez más clara y el Tesoro puede tomar deuda en moneda nacional. Desde hace dos o tres meses utilizar parte de este financiamiento para financiar parte de este déficit fiscal”, dijo.

“Esperamos continuar en esa línea. Financiar ese nivel de gasto público que nos permita promoción de empleo, trabajo, y por otro lado asequibilidad del financiamiento”, añadió.

En la misma línea, Hourbeigt dijo que de la pauta de 4,5% de déficit previsto para 2021, “gran parte de ese financiamiento va a ser por la Tesorería”.

Y recordó que mientras hubo un trimestre que el Banco Central financió al Tesoro por más de $ 300.000 millones, en agosto ese monto se redujo a $ 40.000 millones.

“No sólo el déficit fiscal ha disminuido gradualmente sino que empieza a ser financiado por la Tesorería”, sostuvo luego de que Dal Poggetto explicara que en julio y agosto se vio cierta moderación en el resultado de las cuentas públicas.

Dal Poggetto admitió que arreglar el tema de la deuda con los acreedores privados era condición necesaria pero no suficiente. Y los dos aspectos que resaltó que faltan son un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y la “consolidación de las cuentas fiscales”.

Si bien reconoció que en el inicio del año se intentó ir hacia cierta prudencia fiscal (con la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria, Ley de Solidaridad mediante), luego vino la pandemia y que ahora “la señal fiscal hacia adelante vuelve a hacer ruido con el 4,5% de déficit fiscal proyectado para 2021”.

Es por eso que sentenció que “la política fiscal, cómo se financia, y la política monetaria, son factores determinantes para evitar una disparada en la inflación. Es condición para la dinámica de cierta estabilización”, además de ser necesaria para lograr movilizar los dólares que están fuera del sistema financiero.

Rapetti diagnosticó que de algún lugar va a tener que salir los recursos y que “va a doler”. Describió que en todo el mundo, incluida la Argentina, se dio una “interrupción en la generación de ingresos en las economías. Para subsanar, todos los agentes salieron a endeudarse o liquidar algún tipo de activo”.

Es por eso que sostuvo que “en algún momento en 2021 nos vamos a encontrar con Estados, empresas y familias con sus capacidades deterioradas. Más desempleo, y Estados y familias con menos capacidad de gastos, lo que hará que la salida sea más lenta”.

Facundo Maidana
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

El Clima en San Carlos de Bariloche

Seguinos en Facebook