3.9 C
Bariloche
InicioEntretenimientoEl George Clooney turco, Caner Cindoruk: entrevista al vendedor ambulante que se...

El George Clooney turco, Caner Cindoruk: entrevista al vendedor ambulante que se convirtió en actor

Desde Estambul, el protagonista de la telenovela “Fuerza de mujer” que emitió Telefe, cuenta su historia, cómo llegó a ser uno de los referentes de la TV turca exportada al mundo.

Se crió en Adana, una ciudad turca a casi 1.000 kilómetros de Estambul, famosa por sus mezquitas, puentes, bazares, cúpulas, represas, montañas y ruinas. Muchos consideran que allí se prepara el kekab más delicioso de Turquía (comida originaria de Medio Oriente en base a carne) y la gran mayoría de las casas suelen tener azoteas que sirven como habitaciones “con cielo” en las noches calurosas. En esa atmósfera, de frente al televisor, de niño Caner Cindoruk descubrió un país llamado Argentina.

Cuenta que se celebraba el Mundial de México ’86 y un señor como de plastilina le hacía sentir la cercanía con una nación que no parecía a más de 7 mil millas, sino a la vuelta de la esquina.

Treinta y cinco años después, son miles de argentinos los que descubren Turquía mirándolo a él desde una pantalla. “Crecí con Diego Maradona. Enhorabuena por ser campeones de la Copa América. Amo y sigo la liga argentina y a Messi”, regala virtualmente el actor de Fuerza de mujer, la telenovela que durante nueve meses imantó a más de un millón de televidentes por Telefe. Caner fue uno de los protagonistas récord en padecimientos, y responsable de desdibujar las fronteras: “Nunca estuve allá, pero vi muchas películas de Mercedes Morán y conozco a la argentina Mía Maestro. También me gusta la actuación del cordobés de la serie Narcos, Alberto Ammann”.

Ex estudiante de Administración de empresas, hoy galán y modelo.

Ex estudiante de Administración de empresas, hoy galán y modelo.

Como cerrando el camino de Jorge Martínez con La extraña dama en los ’90 (éxito exportado a Turquía con el galán subtitulado), Cindoruk dejó su huella aquí en medio de ese exceso de latas turcas en una TV argentina carente de ficción nacional. Lejos de la discusión sobre si los productos turcos generan hipnosis (o una imposición incansable de los canales termina por moldear sin más remedio el gusto del televidentes) el muchacho parece secundar en furor a Halit Ergenç, el protagonista de los ojos turquesa que tuvo su gran séquito argentino con Las mil y una nochesDesató una pequeña fiebre en redes sociales bajo el apodo “George Clooney asiático/europeo”.

Ex estudiante de Administración de empresas, 41 años, un millón de seguidores en Instagram, hijo de escritor, actuó por primera vez en una serie a los 10 años, pero contabiliza veinte de trayectoria formal y treinta como trabajador: “Mi padre no podía ganar dinero escribiendo y era vendedor ambulante. Comencé a trabajar con él desde muy pequeño, conozco bien la calle y eso contribuyó mucho en mi actuación“, se anima. “Cuando era niño tenía un mundo de fantasía propio. Ese mundo todavía vive en mí”.

Una escena de Caner en "Fuerza de mujer" (Captura TV)

Una escena de Caner en “Fuerza de mujer” (Captura TV)

En medio de una economía familiar complicada, pero en un hogar “con dos hermanos, repleto de amor y esperanza”, fue su tío Erdal Cindoruk, prestigioso actor teatral, quien lo acercó a una forma de “evasión” o, mejor, de “conexión”: “Él nos invitó a conocer el arte y me introdujo en el teatro”. Formó parte de la compañía teatral de su ciudad natal durante una década, en todos los rubros imaginables, desde escenografía hasta vestuario y luces.

En 2006 se trasladó a Estambul con amigos de la infancia y llegó su debut en cine, en la película Beynelmilel, la antesala a un dominó de series y telenovelas. “Le debo mucho a la universidad. En mi primer año estudiando Administración comencé a participar en obras de teatro y eso contribuyó a mi educación. Puedo decir que solo tengo un diploma en negocios, pero mi corazón está en lo artístico“. Hoy forma parte de otro fenómeno televisivo, Sadakatsiz (Infiel), historia que aún no llegó a este país y en la que interpreta a Volkan, “un hombre desagradable que engaña a su esposa y arruina su vida”.

Caner Cindoruk y su hijo de ficción, Doruk, en "Fuerza de mujer"

Caner Cindoruk y su hijo de ficción, Doruk, en “Fuerza de mujer”

Con más de 50 mil muertes por coronavirus en su país, Caner continúa grabando ficciones con protocolo, pero no puede hacer caso a la regla del distanciamiento social: la mayoría de sus escenas requieren miradas, seducción, abrazos. Hace unas semanas se animó a “romper el cascarón” y pasar sus primeras vacaciones pandémicas en Plaj Dokuzbucuk, “la Saint-Tropez de Turquía”. “Los teatros privados se han cerrado en nuestro país y los que no lo hacen intentan sobrevivir. Esto es muy perturbador y me afecta. Espero que esta situación mejore y nos despertemos con días más saludables”.

Con fama de “misterioso”, de “arisco a la prensa del corazón”, se enorgullece de ese “blindaje” que permite que los medios no puedan hacer foco en sus parejas. También infla el pecho con su segunda vocación, “la pasión por la escritura de cuentos”: “Intento seguir los pasos de mi padre, Zafer Doruk, pero todavía estoy al comienzo de ese camino, escribir está más en un segundo plano que actuar”.

Cindoruk en una escena de "Fuerza de mujer" (Captura TV)

Cindoruk en una escena de “Fuerza de mujer” (Captura TV)

En Amazon triunfa su primer libro, Sessiz Şarkıcı, impulsado por su fama telenovelera. Son 72 páginas que rondan entre la poesía y el ensayo, las postales de su infancia cargando bártulos para venderlos por esas callecitas de cuento pletóricas de personajes exagerados.

Sarp -como lo llaman por su personaje los fans de la telenovela que acaba de finalizar- es parte de ese curioso boom de melodramas turcos atravesados por un sufrimiento extremo, con niños como ejes de grandes penurias y una cadena agobiante de problemas que no dan tregua. Cuando el espectador respira, aliviado por el final de un infortunio, ya hay otra calamidad en el umbral, y así sin fin. Solo en esta telenovela, Caner sufrió un atentado contra su vida, creyó muerta a su esposa e hijos, fue perseguido por mafiosos, y cuando parecía que el universo era piadoso, terminó en un hospital tras un accidente. Finalmente fue asesinado a escondidas por su cuñada.

Caner Cindoruk, el actor que admira a Mercedes Morán.

Caner Cindoruk, el actor que admira a Mercedes Morán.

Nacido el 17 de abril de 1980, de familia materna de ascendencia Yörük (un subgrupo étnico turco) y rama paterna de origen kurdo, sin hijos por el momento, dice que siente como propios a los niños que en la ficción lo llamaban “baba” (papá). Kübra Süzgün y Ali Semi Sefil, el dúo infantil de Fuerza de mujer nada tiene que envidiar al elenco adulto en madurez interpretativa. “Seguimos siendo como una familia. Lo mismo con Özge Özpirinçci (la protagonista), con quien ya éramos amigos”.

De esta experiencia de 81 capítulos que lo hizo “viajar sin viajar” hasta la Argentina, Cindoruk conserva el recuerdo de cierta adrenalina. La caída al mar desde un ferry, por ejemplo, fue real. Era una escena pautada con un doble de riesgo, pero a los productores no les convenció el especialista y apelaron a la valentía de Caner. Ya lo dijo su doble hollywoodense, Clooney: “El secreto es ser un mentiroso presentable”.

NOTICIAS RELACIONADAS