6.4 C
Bariloche
InicioEconomíaEl Gobierno busca un período de gracia con el FMI hasta 2024...

El Gobierno busca un período de gracia con el FMI hasta 2024 y fondos adicionales de otros países

El Ejecutivo explora un acuerdo que le permita despejar la carga financiera y reforzar las reservas con la ayuda de Francia, China y Rusia.

Con la atención puesta en las reservas y los abultados compromisos de deuda, el Gobierno sigue explorando alternativas para cerrar un acuerdo “light” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que le permita postergar vencimientos hasta el 2024 y refinanciar la deuda, sin aplicar las recetas tradicionales de Washington.

Esas variantes fueron alimentadas en los últimos días por funcionarios del equipo económico y sectores afines al oficialismo. En las últimas horas, trascendió que el Ejecutivo busca firmar un entendimiento antes de fin de año, sin pagos de capital durante tres años y el ingreso de fondos de otros países, según un artículo de Horacio Verbitsky en el sitio El Cohete a la Luna.

Ya en septiembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, explicitó que el objetivo de las negociaciones con el organismo “es no enfrentar pagos con el Fondo en el período de 2021 a 2024” para lograr un alivio en la carga financiera que deberá afrontar el país con el pago de US$ 19.100 millones en 2022, US$ 19.300 millones en 2023 y US$ 4.900 millones en 2024.

Pero según los últimos trascendidos, el FMI devolvería además al país lo que haya pagado la Argentina de los US$ 4.334 millones que recibió por la última ampliación de los derechos especiales de giro (DEG) y se podrían usar para paliar las consecuencias de la pandemia, tal como se dispuso en la emisión al anunciarse su emisión y pretendió sin éxito un sector del kirchnerismo.

Si bien el esquema no fue confirmado por Economía, el sitio periodístico afín a la vicepresidenta asegura que el mismo contemplaría al menos cuatro fuentes para reforzar las reservas: créditos por US$ 26.000 millones de bancos multilaterales, la negociación de un swap de monedas con Emiratos Árabes Unidos, el fondo de resiliencia creado por el FMI y DEG de otros países.

El titular del Banco Central, Miguel Pesce, reflotó algunas de estas variantes la semana pasada al señalar que “sería valioso explorar mecanismos bilaterales de asistencia a través de los bancos centrales y de mecanismos de swap de monedas, o la ampliación de los derechos especiales de giro que se dio este año a aquellas naciones que no los requieran”.

La apuesta oficial sería recibir ayuda de países como México, Portugal, España, Francia y Rusia, con los que la Argentina ya mantuvo conversaciones sin resultados hasta ahora. China también es vista con interés por figuras cercanas a Cristina Kirchner.

Para los negociadores de la deuda, la Argentina podría acceder a algunas facilidades. “Si hay un programa de Facilidades Extendidas, ya tenés los tres años de gracia para no pagar vencimientos de capital y el pedido de DEG adicionales se está planteando hace tiempo, no lo descarto como complemento de fondos del FMI”, sostuvo el exsecretario de Finanzas, Daniel Marx.

En tanto, Miguel Kiguel consideró una “fantasía” que China o Rusia “regalen” DEG y que es “imposible” que los bancos le presten al país US$ 26.0000 millones. “Lo que sí puede haber es que el Fondo devuelva los pagos que se le hizo por US$ 4.000 millones si hay programa, lo demás es muy exagerado”, sostuvo el exsecretario de Finanzas.

El otro punto clave de la negociación es la premisa de que el programa sea “sin ajuste”, como ratificó este domingo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Para los economistas, el Gobierno podría lograrlo solo creciendo a tasas elevadas en forma sostenida o licuando el gasto con la inflación, tal como ocurrió este año.

NOTICIAS RELACIONADAS