728 x 90

En cuarentena y con un inusual discurso de la reina Isabel II, los británicos recordaron la victoria sobre el nazismo

En cuarentena y con un inusual discurso de la reina Isabel II, los británicos recordaron la victoria sobre el nazismo

Sin actos masivos, la soberana dio su quinto mensaje al país en todo su reinado. Y comparó la Segunda Guerra con la lucha contra el coronavirus. A 75 años de su victoria contra los nazis en la segunda guerra mundial, los británicos enfrentan con la misma determinación y patriotismo su batalla sanitaria contra el coronovirus. El

Sin actos masivos, la soberana dio su quinto mensaje al país en todo su reinado. Y comparó la Segunda Guerra con la lucha contra el coronavirus.

A 75 años de su victoria contra los nazis en la segunda guerra mundial, los británicos enfrentan con la misma determinación y patriotismo su batalla sanitaria contra el coronovirus. El espíritu de los Blitz, su resistencia, su estoicismo, transferido de generación en generación, se ha reencarnado en un país que, en este aniversario bélico, ha decidido abandonar a sus aliados de la Unión Europea por los que peleó por la libertad contra Adolf Hiltler via el Brexit.

La reina Isabel volvió a unir al país en un mensaje a la nación, escrito por ella misma, para celebrar un nuevo aniversario de la victoria en Europa. Un gesto único para una soberana que solo hizo cinco discursos a lo largo de su reino. Con 94 años, este puede ser el último -cuando los británicos terminaron de comer y se disponían en familia a escucharla como en Navidad- desde su palacio de Windsor, confinada junto a Felipe, su marido y duque de Edimburgo, los dos veteranos de guerra. Una foto de la soberana sirviendo en el servicio del ejercito Territorial recodaba sus días de mecánica como miembro activo en la guerra más la foto de su padre y la familia en el balcón con Winston Churchill en 1945 la acompañaron, en su discurso al país.

Fue a la misma hora que su padre, el rey George VI, habló al país en la victoria 75 años atrás y la primera imagen en la televisión fue la voz de su padre, en ese día histórico.

La reina insistió en que “Gran Bretaña continúa siendo una nación cuyos bravos soldados, marinos y pilotos deben ser reconocidos y admirados”.

Militares británicos rinden homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial, en el 75° aniversario de la victoria sobre los nazis. /AFP

Militares británicos rinden homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial, en el 75° aniversario de la victoria sobre los nazis. /AFP

Vestida en azul pastel, con sus clásicas perlas, la soberana pidió “nunca darse por vencido”, como en el Veday. ”Hoy parece duro que no podemos recordar este aniversario especial como nosotros quisiéramos. Nosotros los recordamos desde nuestras casas y nuestros pórticos”, dijo. ”Pero nuestras calles no están vacías: están llenas del amor y cuidado que nosotros tenemos por cada uno”, precisó.

El primer ministro británico Boris Johnson recordó este viernes a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, con dos minutos de silencio en Downing St. /AP

El primer ministro británico Boris Johnson recordó este viernes a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, con dos minutos de silencio en Downing St. /AP

“Y cuando yo miro al país ahora y veo que estamos listos para protegernos y apoyarnos unos a otros, yo digo con orgullo que somos una nación de soldados valientes, marinos y pilotos que debemos reconocer y admirar”, agregó.

La reina recordó su VeDay junto a sus padres. ”Yo recuerdo vívidamente estas escenas de júbilo, que mi hermana y yo presenciamos con nuestros padres y Winston Churchill en el balcón del palacio de Buckingham”, rememoró.

Un veterano de la Segunda Guerra, de 95 años, es homenajeado por sus vecinos en Greenwich, Londres, este viernes. /EFE

Un veterano de la Segunda Guerra, de 95 años, es homenajeado por sus vecinos en Greenwich, Londres, este viernes. /EFE

“El sentido de alegría en la multitud que se reunió a lo largo y ancho del país era profundo. Mientras celebrábamos la victoria en Europa, nosotros sabíamos que habría más sacrificios. No fue hasta octubre que la batalla en el Lejano Oriente terminó y la guerra finalizó”, dijo.

La reina homenajeó a aquellos que cayeron defendiendo su país en su último sacrificio. ”Mucha gente entregó su vida en este terrible conflicto. Ellos pelearon para que nosotros podamos vivir en paz, en casa y en el exterior. Ellos arriesgaron todo para que nuestras familias y los vecinos pudieran estar seguros. Nosotros debemos y los recordaremos siempre”, agregó.

Homenajes en Londres por el Día de la Victoria sobre el nazismo, este viernes. /EFE

Homenajes en Londres por el Día de la Victoria sobre el nazismo, este viernes. /EFE

“La generación de la guerra sabe que la mejor manera de honrar a esos que no volvieron es asegurarnos que no vuelva a ocurrir. El gran tributo a su sacrificio es que aquellos países que fueron enemigos ahora son amigos, trabajando juntos por la paz, la salud y la prosperidad de todos”, continuó.

La reina comparó el gran conflicto del siglo XX con la actual pandemia para recrear el mismo espíritu. ”Nunca rendirse, nunca desesperar. Ese fue el mensaje del VeDay”, concluyó.

Cuando en Francia el presidente Emmanuel Macron junto a sus ex colegas Nicolas Sarkozy y François Hollande conmemoraban la paz en Francia, Gran Bretaña celebró el triunfo en la guerra y marcó en el siglo XXI su otro camino, diferente al de sus ex aliados del siglo pasado.

El príncipe Carlos lideró dos minutos de silencio junto a la duquesa de Cornwall desde el palacio de Balmoral, en kilt, donde se recupera del coronavirus, a las 11 de la mañana hora británica. Se transmitió por televisión y por radio.

Fiestas virtuales a la hora del té

Un “VeDay” diferente en el reino, con veteranos de la Segunda Guerra Mundial confinados en sus casas para protegerse del virus, “tea parties” digitales y sin gente en la calle pero recordando un día histórico, que marcó un antes y un después en el destino británico.

En cada barrio, en cada región, los vecinos están apoyando la sugerencia del gobierno de organizar fiestas a la hora del té, estilo 1940, pero digitales. Modelo Zoom, Whatsapp, Facetime. Las planificadas celebraciones en la calle fueron suspendidas por el virus, cuando el reino encabeza la lista de muertos de Europa y recién desconfinará en junio.

El escuadrón de Red Arrows, los aviones Tiphoons de la RAF pasaron rasantes sobre Londres, Edimburgo, Cardiff y Belfast. El público podía disfrutarlos desde su casa pero sin reunirse. Esta vez The Mall en Londres, el corazón de todas las manifestaciones Royals, era un desierto al igual que el palacio de Buckingham.

Con el confinamiento que durará hasta junio, las celebraciones son a distancia y con imaginación. Los museos y las organizaciones que recuerdan a los veteranos están compartiendo recetas de comidas de los tiempos de la guerra y los milagros de la cocina en el racionamiento. Nadie duda que podría repetirse ahora, pos Brexit y pos virus.

Organizan “clases tutoriales” de danzas de la época. Un éxito es “lindy hop”, el rock and roll de los 30, en homenajes a Charles Lindbergh, el gran aviador que cruzó el Atlántico en avión. El público se preparó para los conciertos de la noche del viernes en la televisión con los hits de la guerra. La misma devoción que tienen en los días de fin de año, cuando se encierran frente a la TV y sus programas especiales.

Una suma de programas de televisión se organizó para el VE Day británico. A las 3 de la tarde todas las generaciones unidas escucharon al discurso de la victoria de Winston Churchill por radio en 1945. Abuelos, hijos y nietos esta encendieron las tabletas por streaming o se conectaron a la BBC, en las casas británicas, en pleno confinamiento, muchos por primera vez.

En París, el presidente francés Emmanuel Macron también rindió homenaje a los caídos en la Segunda Guerra. /AFP

En París, el presidente francés Emmanuel Macron también rindió homenaje a los caídos en la Segunda Guerra. /AFP

“Nosotros podremos permitirnos un breve período de júbilo. Pero no nos olvidemos por el momento el trabajo y el esfuerzo que nos espera hacia adelante”, dijo entonces Winston Churchill. Setenta y cinco años después, en medio de esta guerra sanitaria, nunca sus palabras fueron más actuales.

El primer ministro Boris Johnson es un gran admirador de Churchill. Hasta escribió una colorida biografía de su héroe. En la televisión, leyó un poema recién descubierto de Edmund Blunden, que comienza con: “Ahora la gran visión que nos atrevimos a creer a través de años lentos y salvajes es toda nuestra”.

Este 75 aniversario de la victoria contra los nazis, en un país que lo siente como si fuera ayer, será el último para muchos veteranos de la segunda guerra mundial. Ya tienen 90 años o más. Su movilidad es difícil, su salida a la calle está amenazada por el coronavirus. Su vulnerabilidad está expuesta. Muchos filmaron o grabaron sus historias desde su casa, donde están confinados.

Después del discurso de la reina, como en un largo aplauso a los trabajadores de la salud cada noche, los británicos fueron invitados a llegar a las puertas de sus casas para cantar junto a Dame Vera Lynn, el hit de la segunda guerra: ”We’ll meet again” (Volveremos a encontrarnos). Nunca una vieja canción más patriótica y más contemporánea en un reino arrasado por el virus, la nueva guerra sanitaria del siglo XX, en la voz de una heroína confinada, que ha cumplido 103 años

Facundo Maidana
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

El Clima en San Carlos de Bariloche

Seguinos en Facebook