6.9 C
Bariloche
InicioPolicialesEra víctima de violencia de género, se ahorcó y piden que la...

Era víctima de violencia de género, se ahorcó y piden que la causa no sea cerrada como suicidio

La madre de Ayelén Delgado reclama que el caso pase a una Fiscalía de Género e investiguen el vínculo que tenía con su pareja.

Pasó más de un mes desde que el cuerpo de Ayelén Delgado fue encontrado en la puerta de la casa de su novio, en la localidad lomense de Llavallol. Aunque desde la Justicia consideran que no hay dudas de que se trató de un suicidio, la familia de la joven de 26 años pide que no se cierre la causa y que pase a una fiscalía especializada en género.

Quieren que investiguen a fondo las causas que llevaron a Ayelén a terminar con su vida y particularmente su relación con el joven que vivía en la casa frente a la que Ayelén se ahorcó.

Desde el entorno hablan de violencia física, verbal, psicológica y económica en un vínculo que llevaba cinco años. Es más, en un último posteo en Instagram, Ayelén había hablado de un cuadro depresivo que estaba atravesando tras haber sido obligada por su novio a abortar y por un accidente de tránsito que ambos sufrieron y dejó secuelas en ella.

En su casa, la joven dejó una nota: “Mi vida está en ruinas por culpa del gordo”.

Ahora, la Justicia debe terminar de peritar varios teléfonos que pertenecían a la joven y se espera que la semana que viene haya novedades respecto al traspaso de la causa a una fiscalía especial que profundice la investigación.

Ayelén dejó una nota que dice: "Mi vida se arruinó por culpa del Gordo".

Ayelén dejó una nota que dice: “Mi vida se arruinó por culpa del Gordo”.

“Desconfío absolutamente de todo”, afirma Laura Illescas, mamá de la joven. Ya desde el primer minuto en que le informaron la muerte de su hija, muchas cosas, asegura, no encajan.

“Me vinieron a buscar a casa diciéndome que mi hija había muerto, pero ella había dejado los documentos en casa, no sé cómo la identificaron -duda-. Durante horas pregunté dónde estaba la familia del novio, ya que el cuerpo de ella estaba frente a la puerta. Nadie me respondió y no apareció ni él ni su familia”.

La familia de Ayelén denuncia que pasaron horas hasta que los agentes de Policía retiraron el cuerpo y que la escena no fue cuidada.

“Sentí mucho destrato, nada de contención, como si se tratara de una infracción de tránsito. Me pedían ir a la comisaría pero yo quería quedarme hasta que se la llevaran. Luego no me dieron ninguna explicación y durante días no supe nada del novio”, afirma la mamá, que finalmente inició una suerte de investigación propia para reconstruir las horas previas al suicidio de Ayelén.

En su cuenta personal, la chica había publicado un mensaje desgarrador antes de morir: “Estoy tan triste que no puedo ni pensar, cómo me lastimo este chabón. Me obligó a abortar diciendo que yo lo quería atar con un hijo. Yo lo quería tener. Me decía que no le diga nada a mi familia. Yo estaba muy enamorada de él y lo que menos quería era que él se sintiera atado a mí”.

Mencionaba una estafa económica, maltrato y un accidente en moto: “Ni siquiera en navidad vino a verme mientras yo estaba en una silla de ruedas en rehabilitación”.

Junto a este posteo, testimonios de amigas y mensajes que leyeron en su celular, los familiares fueron rearmando la línea de tiempo, pero aún quedan varias horas en las que la madre no sabe qué pasó. “No nos brindaron la totalidad de las cámaras de seguridad, no sabemos con quién estuvo, ni si efectivamente pasó todo lo que se supone que pasó“, planteó la mujer.

La carta que dejó Ayelén Delgado (26) en su habitación, en Llavallol.

La carta que dejó Ayelén Delgado (26) en su habitación, en Llavallol.

Uno de los pedidos que hacen familiares y amigos de Ayelén es que se cite a declarar a la pareja de la joven como testigo. Como no se investiga un delito en su muerte ni hay imputados o sospechosos, el avance de la causa, tal como está planteada, se complica.

“Él la hostigaba, no la dejaba salir, le rompía los celulares. Leí las últimas conversaciones que tuvieron y la agresión era continua, los insultos y las acusaciones“, relata la mamá. Uno de lo elementos que quiere que se analicen es si este maltrato puede encuadrarse como una instigación al suicidio que finalmente concretó su hija.

Actualmente la familia de Ayelén no cuenta con un abogado, pero están siendo asesorados por la oficina de la Mujer del Municipio de Lomas de Zamora y por abogadas y asistentes sociales.

Ante un caso de violencia de género comunicarse a la Línea 144.
Línea de prevención del suicidio: 135

NOTICIAS RELACIONADAS