1.9 C
Bariloche
InicioInternacionalIndignación por un ataúd cubierto con una bandera nazi en un funeral...

Indignación por un ataúd cubierto con una bandera nazi en un funeral católico

La policía italiana investiga la ceremonia ocurrida en una parroquia de Roma. ¿Que dijo la Iglesia?

La policía ha abierto una investigación después de que un ataúd fuese cubierto con una bandera con la esvástica nazi durante el funeral en Roma de una militante de extrema derecha, en el que decenas de participantes realizaron el saludo fascista, lo que ha indignado a los vecinos y a la diócesis de la capital, que hoy lo ha tachado de “episodio inaceptable”.

Los hechos ocurrieron este lunes, cuando, al término de la misa por el funeral de Alessia Augello, de 44 años, miembro del movimiento neofascista Forza Nuova (FN), los presentes sacaron el ataúd a la calle, lo cubrieron con la esvástica nazi y comenzaron a realizar saludos fascistas.

La policía nacional ya ha iniciado una investigación para identificar a los responsables de colocar la bandera y ha identificado a varios participantes en el funeral, todos miembros de grupos de extrema derecha.

La entrada de la iglesia de Santa Lucía, en Roma, fue el lugar des reprobable funeral.La entrada de la iglesia de Santa Lucía, en Roma, fue el lugar des reprobable funeral.

“Lamentablemente, lo que sucedió fuera de la iglesia al final de la celebración se llevó a cabo sin ninguna autorización por parte del párroco o del sacerdote celebrante, los cuales ignoraban lo que estaba a punto de suceder”, dijo hoy el vicario de Roma, que tachó lo sucedido como una “instrumentalización ideológica grave, ofensiva e inaceptable”.

Asimismo, subrayó que la esvástica nazi es un “un símbolo horrendo inconciliable con el cristianismo”.

El incidente salió a la luz después de que un video grabado por un vecino desde un balcón situado frente de la iglesia que mostraba la salida del féretro y los saludos fascistas, con la mano alzada, fuese publicado en redes sociales, levantando una gran indignación.

El líder nacional de FN, Roberto Fiore, y el de Roma, Giuliano Castellino, se encuentran en prisión desde el pasado 9 de octubre, cuando participaron en el asalto a la sede del principal sindicato del país, la CGIL, durante una protesta contra el certificado sanitario anticovid en la capital que terminó con fuertes disturbios.

NOTICIAS RELACIONADAS