10.9 C
Bariloche
InicioEconomíaInflación febrero: se desacelera, pero no llegaría al número que quiere Luis...

Inflación febrero: se desacelera, pero no llegaría al número que quiere Luis Caputo

  • Las consultoras estiman que el índice de precios se ubicará entre 15 y 18%.

Tras una desaceleración en los precios de los alimentos en la última semana del mes, la inflación de febrero estaría en un rango de entre el 15% al 18% según las estimaciones de los economistas. Sería más alta que la estimada por el ministro Luis Caputo.

Los productos de la canasta -que tienen una alta incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC)- mostraron una leve desaceleración en la cuarta semana del mes del orden de 1,4% según la consultora LCG. Con lo cual, la suba promedio de los alimentos en las últimas cuatro semanas fue del 11,4%.

Por eso, entre otras razones, los pronósticos fueron bastante más optimistas que en enero. Entre los más positivos, claramente están los del Gobierno. Hace unos días, el ministro de Economía, Luis Caputo, pronosticó que “este mes la inflación va a estar más cerca de 10% que de 20%. “Vamos a ver una baja sustancial que es producto del control fiscal y monetario que estamos llevando a cabo”, explicó.

También el Presidente Javier Milei dijo, en las redes sociales y en la previa de su discurso por la apertura de sesiones del Congreso- que la casta “está nerviosa porque la inflación está bajando”.

Otro pronóstico de una inflación mas baja es el del IPC Online de Bahia Blanca. Tras analizar 15.913 precios detectó una suba promedio del 10,97 % en febrero, con un acumulado del 262,44 % interanual.

Desde EcoGo estimaron a su vez que la inflación de febrero fue de 15,9% en promedio. En esta línea, para “marzo creemos que va a estar levemente por encima, en la zona del 16/17%“, explicó Lucio Garay Méndez, analista de la consultora.

En tanto, desde la consultora Focus Market, Damián Di Pace calculó el aumento inflacionario en 14,8%. En particular, la suba de los precios en los productos de consumo masivo fue del 9,8% en febrero, algo que ocasionó una caída en los niveles de compra de casi el 23% en ese lapso.

Por su parte, Fausto Spotorno, director de Ferreres & Asociados, comentó en una entrevista radial que “va a bajar un poco la inflación en febrero, cerca del 15%”. “Se empezó a sentir en la segunda semana de febrero con inflación más baja y eso se va a mantener. Igual estamos hablando de inflación alta y todavía quedan muchos precios por terminar de ajustar, como tarifas de servicios públicos y salarios que van a seguir generando una inercia en los precios”, agregó el economista.

En las mediciones de la Fundación Libertad y Progreso, el Índice de Precios de febrero llegó a 16,8%, desacelerándose 3,8 puntos porcentuales respecto de la medición oficial de enero (20,6%). Según estos cálculos, en el primer bimestre del año el IPC acumula una suba de 40,9% y la variación interanual alcanza el 288, el valor más alto desde marzo de 1991.

En la evolución del mes incidió durante la primera semana una variación sustancialmente alta, debido a la actualización de tarifas en el transporte público del AMBA. “A partir de la segunda semana del mes, los datos convergieron a variaciones en el rango del 2%-3% semanal, manteniendo la tendencia de la última quincena de enero y ubicándose en valores similares a los de septiembre del 2023”, estimó la entidad.

Arrastre para marzo

De esta forma, la última semana de febrero deja un arrastre de tres puntos porcentuales para marzo, unos 0,2 puntos menos que en enero. Para marzo espera una suba del IPC de alrededor del 15%.

Valentín Gutiérrez, analista en esa Fundación señala que “si bien los índices de precios seguirán arrojando subas significativas en febrero y marzo, estrictamente la inflación, entendida como el proceso de pérdida de valor de nuestra moneda, se está mitigando, lo que puede verse en la estabilidad del peso frente al dólar. Eso no quita que el sobrante monetario heredado aún no se haya trasladado a precios en todos los mercados y deba sincerarse. Pero sí hace pensar que, una vez completado ese proceso, las subas de precios se desacelerarán fuertemente”, opinó.

El economista Lautaro Moschet, de la misma agrupación, agrega que “a pesar de que el bolsillo de la gente sigue resintiéndose mes a mes, hay que tener en cuenta que se están generando las condiciones para pensar en un país con baja inflación en el mediano plazo”, pronosticó.

En uno de sus últimos informes, la consultora ACM analizó que para los próximos meses, el mercado prevé una inflación aún elevada, aunque con tendencia a la baja. Según el Relevamiento de Expectativas (REM,) del Banco Central, ese nivel seria de 18% mensual, disminuyendo a 15,3% en marzo y alcanzando cifras de un dígito para junio.

“Todavía persisten rezagos relativos. Se exhiben en diversas categorías del IPC frente a la inflación general, especialmente en Educación; Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles y Comunicación. Por otro lado, el Gobierno nacional ya anunció una progresiva quita de subsidios para los meses venideros, lo que se traducirá en incrementos en las tarifas de transporte y de otros servicios públicos, que terminarán impactando el nivel general de precios”, advirtió la consultora.

NE

NOTICIAS RELACIONADAS