3.9 C
Bariloche
InicioEconomíaLa economía rebota pero el empleo sigue deprimido: hay 377.000 puestos menos...

La economía rebota pero el empleo sigue deprimido: hay 377.000 puestos menos que antes de la pandemia

Pese a que la actividad crecerá 7% este año y al menos 2% en 2022, el trabajo tardará en recuperarse.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) trajo el primer dato positivo en meses con una reactivación de 2,5% en junio frente a mayo. Esto refuerza las proyecciones que marcan que el año cerrará con una recuperación de la economía en torno al 7%, tras haber caído 10% en 2020.

Este rebote no se hará sentir en el empleo. La consultora Equilibra proyecta que el tercer trimestre de este año cerrará con 377.000 trabajadores menos que antes de la pandemia. Además los puestos de trabajo serán inferiores en 231.000 a los que había en las elecciones PASO de 2019.

El golpe se siente en los asalariados del sector privado que están 177.000 puestos por debajo del nivel de hace dos años, mientras que el sector público suma 63.000 empleos en ese período. Pero los más perjudicados son los trabajadores del segmento informal que tienen 263.000 empleos menos que en los últimos comicios.

Evolución del empleo

En miles de puestos de trabajo

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Equilibra con base en INDEC y estimaciones propiasInfografía: Clarín

En cambio, el empleo no asalariado es el que más dinamismo viene mostrando: el combo monotributistas y autónomos tiene 147.000 puestos más que en 2019. En este escenario, “la tasa de empleo cerrará el tercer trimestre tres puntos por debajo de la de 2019”, anticipa Equilibra.

​La economista Belén Rubio, de la consultora Abeceb, apunta que con el rebote de la economía, “estamos asistiendo a una normalización de las horas trabajadas. Todavía las tasas de ausentismo siguen siendo altas porque la pandemia aún no se fue. Por eso antes que incrementar personal, la empresa busca que la gente vuelva a trabajar a pleno”.

Hasta ahora hubo una reconstitución de los empleos que se habían perdido centrada en los sectores de construcción e industria. El viernes pasado, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, marcó que hubo una recuperación de 23.000 puestos en la industria. Sin embargo, según datos de la Unión industrial, el empleo está 0,6% por debajo del nivel de 2019. “Hay 6.310 puestos de trabajo que todavía no se recuperaron”, indican.

Santiago Cafiero destacó la recuperación de la industria.

Santiago Cafiero destacó la recuperación de la industria.

También hubo una recuperación en la construcción. Los empleados formales en este sector suman 325.134, una suba interanual del 21%, pero aún por debajo del nivel que mostraba en febrero de 2020, previo al Covid. En este rubro también hubo un alza de los empleos informales.

“La construcción es uno de los sectores que mejor se ha recuperado niveles pre pandemia. Ahí se ve una normalización, pero aún está por debajo de los niveles históricos”, dice la economista.

“El mayor impacto de la pandemia se sintió en el sector servicios -turismo, gastronomía, transporte- que es el que mayor empleo demanda. Y ese sector se recupera a menor ritmo que la producción de bienes”, señala Rubio.

“Todo lo que tiene que ver con producción de bienes está mejor que la de servicios”, explica la economista. “Esto se relaciona con el rebalanceo en las canastas de consumo: con la pandemia la gente compra más bienes y consume menos servicios“. A esto se suma la mayor limitación para el acceso a importaciones y algunos regímenes que impulsan el consumo. “Eso se refleja en el empleo de algunas ramas industriales”.

Lo que viene

La proyección de Abeceb es que volver a los niveles de empleo previos a la pandemia llevará tiempo. Con la economía creciendo en torno al 2% anual en los próximos años y sin nuevos eventos disruptivos, se recuperarían los puestos que faltan “hacia finales de 2022 o principios de 2023”.

Pero Rubio marca que además de recuperar los puestos de trabajo que se perdieron “hay que crear empleo adicional para absorber a la gente que se incorpora cada año al mundo laboral“. Por eso, llegar a las tasas ocupación que había antes de la pandemia “va a llevar un año más, hasta finales de 2023”.

De este modo, si la estimación de Abeceb se cumple, el gobierno de Alberto Fernández terminaría su gestión con el mismo nivel de ocupación con el que asumió, sin imprimir mejoras.

La economista destaca que hay que fijar la atención en la tasa de ocupación y no en la tasa de desempleo, porque con la pandemia “bajó mucho la tasa de actividad, la gente se retira y deja de buscar trabajo“. Por eso, “si bien la tasa de desocupación del primer trimestre 2021 es 10,2%, casi igual al 10,1% del mismo período de 2019, la relación es distinta”.

“No soy optimista respecto de la recuperación del empleo”, indica Andrés Borenstein, economista asociado de Econviews. “Para contratar trabajadores las empresas necesitan tener buenas perspectivas de largo plazo. No alcanza con tres o cuatro meses con datos positivos. Algo de empleo se va a generar pero no va a ser suficiente para solucionar el problema”.

Para el 2022, Borenstein anticipa que el dólar va a subir más que la inflación, al revés de lo que viene ocurriendo este año. “Esto va a abaratar el costo de los salarios y eso debería ayudar a crear empleo. Pero además hace falta que se tomen medidas en favor de la generación de empleo, removiendo las trabas que existen hoy. Y también es necesario avanzar hacia un horizonte de más previsibilidad económica”.

NOTICIAS RELACIONADAS