-0.1 C
Bariloche
InicioCoronavirusLa vacuna alemana testeada en el Conurbano mostró una eficacia del 95%...

La vacuna alemana testeada en el Conurbano mostró una eficacia del 95% con dos dosis

La desarrolló el laboratorio Curevac. Las pruebas en la Argentina se coordinan desde un hospital de Berazategui. Se espera que sea aprobada este mes

Con las segundas dosis ya aplicadas, los estudios de la vacuna alemana en Argentina muestran un avance positivo y esperanzador. La sede de la investigación está en Berazategui, y se espera que sea aprobada durante junio en Europa y luego por la Anmat.

Así como lo hicieron los equipos científicos de Pfizer-BioNTech y Moderna, la empresa alemana CureVac optó por el método más “arriesgado y eficaz” para crear una nueva vacuna: utilizar una molécula genética llamada ARN.

A diferencia de otras técnicas ya probadas, como la fabricación de vacunas a partir de virus muertos, aquellas hechas de ARN – una molécula que ayuda a convertir el ADN en las proteínas que hacen el trabajo de nuestras células- responden a un método que nunca había producido una vacuna autorizada.

Los resultados de la fórmula utilizada por la biofarmacéutica confirmaron por el momento una eficacia del 95% de la vacuna frente al virus SARS-CoV-2, 28 días después de la primera dosis y siete días después de la segunda.

El producto de CureVac pertenece a lo que muchos científicos denominan la segunda oleada de vacunas Covid-19 y, según indican, parece estar “muy bien posicionada” para responder a la demanda mundial. Fue desarrollada con el apoyo del gobierno alemán y la Comunidad Europea, y finalizó con éxito los ensayos de las fases 1 y 2.

Una dosis de la vacuna Curevac. Foto: REUTERS/Yves Herman

Una dosis de la vacuna Curevac. Foto: REUTERS/Yves Herman

La empresa alemana está realizando pruebas de la fase 3 de la nueva vacuna alemana CureVac-004 en diferentes países del mundo. Entre ellos, en Argentina el Ministerio de Salud bonaerense abrió el 8 de marzo la inscripción para participar de los ensayos clínicos, bajo la coordinación general del hospital Evita Pueblo, de Berazategui.

Según indica Juan Marini, el director ejecutivo del hospital ubicado en el sur del Conurbano bonaerense, el ensayo de la fase 3 en la provincia finalizará en aproximadamente 10 meses. “El protocolo tiene un seguimiento de 13 meses, aunque posiblemente continúe hasta llegar a los dos años”, explica.

El estudio había abierto la inscripción para 9 mil voluntarios en diferentes puntos de la Provincia, un centro en Rosario y otro en CABA. Entre ellos, algunos recibieron ambas dosis de la vacuna a analizar, mientras que otros fueron inoculados con un placebo.

El doble ciego -que asegura que ni el paciente ni el médico sepan si se está recibiendo la vacuna o el placebo- se abrirá en 60 días, según las especulaciones del hospital. “Suponemos que en los primeros días de junio el estudio va a estar aprobado en Europa. A partir de ahí, va a ser fácil que la ANMAT lo apruebe”, agrega Marini.

Participaron más de 40 mil voluntarios para los ensayos en todo el mundo. Foto: EFE/EPA/Jeroen Jumelet

Participaron más de 40 mil voluntarios para los ensayos en todo el mundo. Foto: EFE/EPA/Jeroen Jumelet

El protocolo, una vez aprobada la vacuna, prevé vacunar a quienes recibieron el placebo. Desde que se abre el ciego, el procedimiento implica “que se pueda importar la vacuna, sacarla de la Aduana y finalmente, administrarla”. Del total de voluntarios en el hospital Evita Pueblo, serían 400 los correspondientes a citar en esta instancia.

Con respecto al avance del estudio hasta el momento, el director del hospital asegura no haber registrado ninguna complicación grave: “Hubo algunas manifestaciones menores como febrículas, dolores musculares, lo habitual de una vacuna”. Además, destacó que tampoco se registraron reacciones alérgicas severas.

La prueba, según describe Marini, está “siguiendo las vías normales”. La mayor parte del trabajo se concentra en las consultas presenciales y un seguimiento diario por vía telefónica. También se requiere una serie de extracciones y análisis, a realizar durante los 13 meses del proceso.

En términos generales, los expertos en vacunas esperan los resultados de CureVac por su “importante ventaja” sobre las otras vacunas de ARN de Moderna y Pfizer-BioNTech, en relación con la población aún no vacunada.

Mientras que esas dos vacunas tienen que conservarse en un congelador, la de CureVac se mantiene estable en una heladera, lo que significa que podría hacer llegar más fácilmente sus novedosos beneficios a las zonas más afectadas del mundo.

Además del Evita Pueblo de Berazategui -que coordina los estudios-, la empresa alemana está llevando adelante sus ensayos en otros dos hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires: el Hospital Vicente López y Planes de General Rodríguez, y el Ramón Carrillo de Tres de Febrero.

NOTICIAS RELACIONADAS