La pregunta que se hacen en Estados Unidos es cómo llegaron hasta allí los lagartos overos. No hay respuestas ciertas, pero en Georgia Wildlife tienen una hipótesis firme: dicen no poder afirmarlo de manera definitiva, pero sostienen que “es probable que esta invasión de tegus se haya originado con animales cautivos que escaparon o fueron liberados”.