6.9 C
Bariloche
InicioCoronavirusLas agencias de inteligencia de EE.UU. entregaron un informe sobre el origen...

Las agencias de inteligencia de EE.UU. entregaron un informe sobre el origen del virus

Biden había ordenado una investigación. Las conclusiones son por ahora secretas.

El director de inteligencia nacional entregó el martes un informe al presidente Joe Biden sobre los orígenes de la epidemia de coronavirus, según funcionarios estadounidenses, pero las agencias de espionaje del país aún no han concluido si la enfermedad fue el resultado de una fuga accidental de un laboratorio o si surgió de forma natural en un contagio de animales a humanos.

Biden había ordenado hace tres meses a las agencias de inteligencia del país que redactaran un informe sobre los orígenes del virus, en medio de un debate cada vez más intenso sobre las cuestiones relativas a su procedencia, y en parte para dar a las agencias la oportunidad de examinar un tesoro de datos que no había sido explotado en su totalidad.

Pero la investigación, que examinó los datos recogidos en un Instituto de investigación virológica de Wuhan (China), la ciudad en la que se propagó por primera vez el virus, aún no ha respondido a la mayor pregunta pendiente sobre su procedencia.

Estados Unidos y otros gobiernos han presionado a China para que comparta más información, especialmente del Instituto de Virología de Wuhan, arriba. Foto Ng Han Guan/Associated Press.

Estados Unidos y otros gobiernos han presionado a China para que comparta más información, especialmente del Instituto de Virología de Wuhan, arriba. Foto Ng Han Guan/Associated Press.

Su ausencia de conclusiones subraya la dificultad de precisar el origen del virus, sobre todo teniendo en cuenta la negativa de China a seguir cooperando con las investigaciones internacionales sobre el origen del COVID-19.

En los meses posteriores al estallido de la pandemia de coronavirus en todo el mundo, las agencias de inteligencia comenzaron a investigar cómo se originó.

El ex secretario de Estado Mike Pompeo presionó a las agencias para que estudiaran la teoría de que el virus se creó accidentalmente dentro de un laboratorio chino y reunió a su propio grupo de investigación para estudiar la cuestión.

Durante la administración Trump, las agencias de inteligencia descartaron las teorías de que el virus fue creado deliberadamente.

Pero dijeron que no podían llegar a una conclusión sobre qué era más probable: una filtración desde un laboratorio que investiga los coronavirus o un desarrollo natural del virus.

Aunque muchos científicos se mostraron inicialmente escépticos con la teoría de la fuga del laboratorio, al menos algunos se mostraron más abiertos a examinarla este año.

Y algunos criticaron un informe de la Organización Mundial de la Salud de marzo que consideraba improbable la teoría de la fuga de laboratorio.

Después de ese informe, los funcionarios de la administración Biden se sintieron frustrados por la decisión del gobierno chino de dejar de cooperar con nuevas investigaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre los orígenes de la pandemia.

Ante lo que llamaron intransigencia china y una comunidad de inteligencia estadounidense dividida, los funcionarios de la administración Biden ordenaron entonces una revisión de 90 días de la inteligencia, que dio como resultado el informe entregado al presidente el martes.

Funcionarios actuales y anteriores han advertido repetidamente que encontrar los orígenes precisos de la pandemia puede ser más un trabajo para los científicos que para los espías.

Bajo la dirección de Avril Haines, directora de inteligencia nacional, las agencias han intensificado la cooperación con los científicos, con la esperanza de comprender mejor la pandemia actual y las posibles futuras.

Los funcionarios también advirtieron que la revisión de 90 días era probablemente un tiempo demasiado corto para sacar conclusiones definitivas.

El informe sigue siendo clasificado por ahora, y los funcionarios no quieren hablar de sus conclusiones.

Pero los funcionarios dijeron que la oficina de Haines probablemente desclasificará alguna información a finales de esta semana.

“Normalmente se tarda un par de días, si no más, en elaborar una versión desclasificada”, dijo el lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

NOTICIAS RELACIONADAS