14.9 C
Bariloche
InicioSociedadLas pickups livianas buscan ganar terreno

Las pickups livianas buscan ganar terreno

Apuntan a ser una buena alternativa a los SUV gracias a su versatilidad. Se vienen nuevos modelos.

La fuerte relación del mercado automotor nacional con las pickups tiene una rica historia pero sobre todo un presente notable: hoy son 5 los modelos de camionetas que se fabrican en la Argentina y al menos 3 de ellas figuran siempre en el top ten de ventas totales en cada ranking mensual.

Esos modelos son la Toyota Hilux, la Volkswagen Amarok, la Ford Ranger, la Renault Alaskan y la Nissan Frontier. Catalogadas como pickups medianas, no solo cubren hoy la demanda de vehículos de trabajo para el campo y la minería, entre otros, sino que también se han adaptado para un uso cotidiano.

Pero eso no siempre fue así. Hasta la década del 90, las camionetas que dominaron el mercado de pickups eran las más grandes, como la Ford F-100. La variedad de opciones, la versatilidad y un precio menor llevó a que las pickups medianas se impusieran rápidamente.

Fiat Toro 2022

Fiat Toro 2022

Hoy se está gestando una nueva generación de pickups que se ubica por debajo de las que lideran el mercado actualmente, tanto por tamaño y robustez como por precio. Catalogadas como compactas, estas camionetas surgen como una nueva opción para un uso más urbano.

Un buen ejemplo de esa adaptación que pueden lograr estos vehículos en nuestro mercado lo tenemos con la Fiat Toro, la primera camioneta de esta categoría que llegó y que rápidamente fue bien recibida por los consumidores.

A ese segmento de usuarios deberían sumarse Ford con su flamante Maverick, un modelo que acaba de presentarse en los Estados Unidos, y Chevrolet, con una camioneta que se confirmó que se va a fabricar en Brasil y que todavía no se conoce su diseño definitivo ni sus características finales.

En el medio hay otros dos proyectos. En realidad, hay uno que es proyecto, el de Volkswagen con la Tarok, y otro que es realidad, la Hyundai Santa Cruz, aunque su arribo depende de muchos factores.

Ford Maverick

Ford Maverick

Apenas debajo de estos modelos pero por encima de las pickups chicas (como Fiat Strada y Volkswagen Saveiro) aparece la Renault Duster Oroch, una camioneta con carrocería de doble cabina y que puede tener tracción 4×4. Pero por tamaño queda un poco atrás y es por eso que no entra en este grupo.

Lo primero que describe a estos modelos es su construcción. Sus bases no tienen la robustez de una camioneta mediana. Una pickup como una Hilux, Amarok o Ranger está construida sobre un chasis con largueros, un diseño que salvando las distancias es el misma que utiliza un camión. Es decir que está preparado para soportar exigencias grandes y asegurar durabilidad en el tiempo.

La estructura de todas estas pickups compactas, en cambio, utilizan un chasis monocasco, idéntico al de un auto en su construcción más allá de refuerzos adicionales para soportar mayor carga. Además, las versiones de tracción simple tiene las ruedas delanteras motrices, a diferencia de las pickups medianas que tienen las camionetas medianas.

De esta tanda de camionetas compactas la que tiene su arribo asegurado es la renovada Toro, que acaba de ser renovada en Brasil. Está previsto para agosto o septiembre y vendrá con varias novedades a pesar de que no cambia su diseño.

Proyección del diseño que tendrá la nueva pickup compacta de Chevrolet

Proyección del diseño que tendrá la nueva pickup compacta de Chevrolet

Los cambios de estilo son sutiles y la novedad más importante pasa por su motor: incorpora un motor naftero turbo de 1.3 litros y con 185 caballos (que obtiene con etanol, en el mercado brasileño). Otro cambio importante aparece en el interior, en el que ahora se destaca una nueva pantalla en la consola central, más grande y de disposición vertical.

Pero la incorporación más importante tiene que ver con los sistemas de asistencia a la conducción como el frenado autónomo de emergencia y aviso de cambio de carril, entre otros.

La Ford Maverick aún no tiene confirmación oficial de arribo a nuestro mercado, aunque cuenta con características que la ponen en condiciones de llegar: el dato clave es que se fabrica en México, país con el que hay acuerdo de libre comercio y llegaría sin tener que abonar el 35% de arancel de importación.

La base de esta pickup es el Bronco Sport, el SUV que llegó este año a la Argentina y ese es un buen augurio para la Maverick, ya que el 4×4 de la marca del óvalo demostró contar con altos niveles de calidad y equipamiento disponible y fundamentalmente una gran robustez estructural.

Para EE.UU se anunció un motor naftero 2.0 de 250 CV y una motorización híbrida. Dependerá de Ford Argentina si decide complementar sus gamas de Ranger y F-150 con esta camioneta compacta. El otro problema puede ser la disponibilidad, ya que en la primera semana de reservas en el mercado estadounidense se acumularon más de 36 mil unidades.

Volkswagen Tarok

Volkswagen Tarok

Del modelo de Chevrolet se sabe que se fabricará en Brasil y será hecha sobre la plataforma que la marca estadounidense fabrica los actuales Onix y Tracker. Por eso la imagen utilizada para la tapa de esta edición es una proyección hecha por el medio brasileño Motor 1.

También se anunció que contará con carrocería doble cabina y desde la prensa del vecino país indican que llevará el mismo motor 1.2 litros que montan varios modelos de la marca pero que contará con un ajuste para generar más potencia.

Tarok y Santa Cruz, a la espera de definiciones

Las Volkswagen Tarok y la Hyundai Santa Cruz son otras promesas de camionetas compactas para el mercado local, aunque las dos dependen de distintos tipos de definiciones par a que eso suceda.

Hyundai Santa Cruz

Hyundai Santa Cruz

El modelo de la marca alemana es la que tiene el camino más difícil por recorrer, ya que falta la decisión de producirse en serie. La pickup por el momento es solo un prototipo pensado para ser construido sobre la misma plataforma en la que se produce el SUV Taos, flamante modelo de producción nacional. Pero lo cierto es que entró en stand by y se viene diluyendo en los últimos meses.

El caso de la Santa Cruz es distinto. El modelo ya existe y acaba de entrar en producción en los EE.UU. Ese origen complicaría su llegada, ya que pagaría arancel de importación (35%), sin contar que primero hay que lograr el permiso para traerla, tarea difícil para un importador en la actualidad.

NOTICIAS RELACIONADAS