728 x 90

Lo matan para robarle el auto en el mismo lugar donde hace 12 años asesinaron a su padre durante un asalto

Lo matan para robarle el auto en el mismo lugar donde hace 12 años asesinaron a su padre durante un asalto

Héctor Navia estaba con su hermano cuando fue atacado por motochorros. Tenía 36 años, dos hijas y era colocador de pisos. Un hombre fue asesinado y su hermano resultó herido al ser baleados por dos motochorros cuando intentaron defenderse al robo de un auto en el mismo lugar donde en 2008 mataron al padre de

Héctor Navia estaba con su hermano cuando fue atacado por motochorros. Tenía 36 años, dos hijas y era colocador de pisos.

Un hombre fue asesinado y su hermano resultó herido al ser baleados por dos motochorros cuando intentaron defenderse al robo de un auto en el mismo lugar donde en 2008 mataron al padre de ambos durante un asalto.

El hecho se conoció en las últimas horas, aunque ocurrió el sábado pasado alrededor de las 22, en Rodolfo Diesel al 200 de la localidad de Libertad, en Merlo, donde vivía Héctor Navia Penozo (36).

Según pudieron reconstruir los investigadores, Navia Penozo salió de su casa y subió del lado del acompañante a un Peugeot 207 color negro, mientras su hermano Rolando cerraba la puerta y se disponía a ingresar al vehículo.

En esas circunstancias, aparecieron en el lugar dos asaltantes armados que circulaban en una moto, quienes amenazaron a los hermanos con intenciones de robarles el auto y las pertenencias.

Rolando contó al canal Crónica TV que uno de los ladrones le pidió “la llave del auto, la billetera y el celular”, y que cuando le estaba “dando en la mano”, su hermano “baja rápido, quiere reaccionar y no ve al otro (delincuente) que le pega dos o tres tiros”.

“Cuando escucho un tiro, ya empezamos a forcejear todos, me pegan un tiro a mí y me caigo”, relató el hermano de la víctima.

El colocador de pisos cayó al suelo gravemente herido y fue trasladado de inmediato al hospital Eva Perón de Merlo, adonde ingresó fallecido como consecuencia de un disparo en el tórax y otro en el flanco izquierdo.

Por su parte, Rolando fue llevado al Sanatorio del Oeste de Ituzaingó, con un balazo en la pantorrilla izquierda, sin compromiso óseo ni riesgo de vida.

“Yo me entero en el hospital que fallece, yo constantemente preguntando si mi hermano estaba bien”, señaló Rolando, y agregó: “Me dejó dos nenas, tengo dos sobrinitas que están destrozadas, una de 12 años y otra de 7”.

El crimen de Héctor ocurrió en el mismo lugar en el cual el 9 de enero de 2008 el padre de los hermanos, Desiderio Cejas Navia (50) fue asesinado de varios balazos en el pecho por un delincuente que ingresó a robar al almacén y verdulería que tenían en la vivienda.

En aquella oportunidad, el asaltante amenazó a una hija y a un sobrino del dueño del local que atendían en el comercio para que le entregaran el dinero, por lo que las víctimas se abalanzaron sobre el delincuente y hubo un forcejeo al que se sumó Cejas Navia, quien sufrió los disparos de arma de fuego y luego murió mientras era trasladado a un hospital.

“Mi mamá está destrozada, ya enterró a mi viejo, ahora enterró a un hijo, imaginate lo que está sufriendo”, dijo Rolando, y añadió: “Yo también los vi a los dos fallecer, yo llegué de trabajar ese día, estaba presente cuando falleció mi viejo”. Por último, el hombre pidió “justicia, que encuentren a los asesinos (de su hermano) y que no quede impune otro caso más”.

Respecto del crimen del último sábado, los policías de la comisaría 4ta. de Libertad y peritos de la Policía Científica recogieron seis vainas servidas de calibre nueve milímetros en la vía pública.

Asimismo, al peritar el auto de la víctima, que presentaba un orificio en el vidrio y parante de la puerta trasera derecha, los expertos colectaron ocho rastros papilares y fragmentos de un proyectil.

La causa por el ataque a tiros contra los dos hermanos quedó a cargo del fiscal Mario Alberto Ferrario, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Morón, quien ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad ubicadas en la zona.

El fiscal dispuso que en las diligencias intervengan los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de esa jurisdicción, con el fin de dar con el paradero de los asesinos de Navia Penozo.

El crimen del colocador de pisos ocurrió el mismo día en el que -también en Merlo y frente a su domicilio- Alejandro Reynaga (29) fue asesinado de un balazo en el rostro por delincuentes que le robaron un teléfono celular, hecho por el cual fue detenido un sospechoso en las últimas horas.

Facundo Maidana
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

El Clima en San Carlos de Bariloche

Seguinos en Facebook