6.9 C
Bariloche
InicioInternacionalLos cuatro argentinos residentes en Kabul lograron salir de Afganistán

Los cuatro argentinos residentes en Kabul lograron salir de Afganistán

Son tres hombres y una mujer quiene consiguieron salir luego que los talibanes tomaron el poder.

Los cuatro argentinos residentes en Kabul lograron salir de Afganistán tras el triunfo militar y la toma del control total del país por parte de los talibanes. Cancillería argentina informó que están “en buenas condiciones anímicas y físicas  y que “han podido abordar sus vuelos rumbo a diferentes países de la región y de Europa”.

Se trata de Gilberto Velazquez Franco, un especialista en seguridad miembro de Naciones Unidas (ONU); Melisa Rolls y Rodolfo Yamila, una pareja que son miembros de una ONG; y Andrés Arévalo, piloto casado con una ciudadana brasileña.

Según informó Cancillería, está partiendo desde el aeropuerto de Kabul el argentino que es funcionario de la ONU, rumbo a Kasajistán.

Ayer, en un trabajo conjunto y articulado con Itamaraty, sede de la Cancillería del Brasil, el piloto argentino que trabaja para una ONG partió junto a su familia brasileña también rumbo a Uzbekistán. La pareja de compatriotas que trabaja para una ONG europea partió este miércoles rumbo a Uzbekistán, y su destino final es Alemania.

Desde el Gobierno aseguraron que los cuatro argentinos estuvieron constantemente en contacto con la embajada argentina en Pakistán que es la que administra los asuntos de Afganistán.

Si bien Argentina no tiene sede diplomática en territorio afgano, el embajador en Islamabad, Leopoldo Francisco Sahores, oficia como representación diplomática concurrente en Afganistán y en otros estados de la región asiática, con consentimiento de todas las partes.

Sahores dio su versión sobre cómo se desarrollaron los hechos que finalizaron el lunes pasado con la conquista del poder por parte de los talibanes, y expresó incertidumbre respecto del futuro de esa nación. “Es un signo de interrogación”, dijo el diplomático en diálogo con Radio Nacional.

En esa línea, Sahores consideró que lo ocurrido “tomó por sorpresa a todo el mundo”. Incluso, repercutió fuertemente en Pakistán, nación que según explicó el diplomático “tiene una relación histórica con Afganistán” y hoy es una de las naciones que reciben “oleadas de refugiados”, lo que “hace temer por futuras situaciones de violencia y ataques terroristas” que se podrían generar.

Al analizar los hechos del fin de semana, Sahores también explicó que lo que se vivió “era un desenlace obvio”, pero, en relación al avance talibán, señaló que “nadie imaginaba que iba a tomar este ritmo”.

En este contexto, Sahores además detalló que si bien por ahora los talibanes mostraron un “mensaje de apertura, con un espíritu más pragmático, de respeto de las instituciones, derechos humanos y conquista sociales”, se debe tener en cuenta que “la experiencia hasta ahora demuestra que su palabra es un poco blanda”.

El Gobierno sigue “con preocupación” los hechos

La primera comunicación oficial de la Cancillería sobre la caída de Kabul y el ascenso talibán en Afganistán tiene un tono de moderación diplomática: “La República Argentina sigue con preocupación el desarrollo de los acontecimientos en Afganistán y hace un llamado a todas las partes a que se abra el diálogo para que la población pueda volver a vivir en paz”, reza un comunicado.

El Gobierno plantea en un breve texto un llamando “a todos los actores políticos de Afganistán, en particular a aquellos que ejercen el poder, a respetar plenamente las obligaciones internacionales de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario y a restablecer de inmediato la seguridad y el orden civil”.

Además, el Ministerio que conduce Felipe Solá pidió que mientras se mantengan “circunstancias de transición” se promueva la apertura de los pasos fronterizos para permitir la salida de los que desean abandonar el país y el ingreso de ayuda humanitaria.

NOTICIAS RELACIONADAS