-1.1 C
Bariloche
InicioPolicialesLos fuertes testimonios de las dos hijas contra el abogado detenido al...

Los fuertes testimonios de las dos hijas contra el abogado detenido al que acusan por abuso

Las víctimas denunciaron abusos entre 2018 y 2020, aunque relataron hechos desde 2009, cuando tenían 4 y 6 años.

Lo detuvieron el miércoles en su casa de Martínez, acusado de abusar de dos de sus hijas, que se animaron a relatar lo que habrían sufrido durante años. La mamá de las ahora adolescentes hizo la denuncia el 31 de enero en la Dirección Distrital de San Isidro, pero recién ahora lograron la orden judicial para capturarlo: seguirá detenido y en 30 días podrían pedir su prisión preventiva.

Los testimonios de las dos hijas contra el abogado son contundentes. El relato de sus víctimas repasa distintos hechos cometidos cuando las niñas tenían entre 4 y 6 años. Y también entre los 12 y los 16, según pudieron recordar.

Sus testimonios refieren a abusos cometidos en la casa familiar, mientras la madre de las niñas iba a hacer las compras o mientras dormía. También en el departamento que su padre había alquilado tras el divorcio, en Boulogne, y en la casa en la que fue detenido, en Martínez.

Los investigadores anticiparon a Clarín que, si bien avanzan con las pericias correspondientes, “hay elementos suficientes para que permanezca detenido“. En 30 días la fiscalía estaría en condiciones de pedir la prisión preventiva.

Fue clave el relato de las psicólogas que atendieron a la mayor de las víctimas en sus tratamientos para la depresión, ansiedad y luego de tres intentos de suicidio cuando todavía vivía en el país. Todos síntomas que se repiten en sobrevivientes de abuso sexual en las infancias.

La investigación quedó en manos del fiscal de San Isidro, Marcelo Fuenzalida, que caratuló la causa como “abuso sexual con acceso carnal en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante, reiterados y agravados por resultar un grave daño en la salud física o mental de la víctima y por ser cometidos por un ascendiente“, con penas que van de 8 a 20 años de prisión.

La menor de las víctimas, de 17 años, tiene Síndrome de Down. La otra, de 19, se radicó en Estados Unidos para estudiar y relató su calvario a través de videollamadas.

“La mayor hace varios años que lo quería hacer, pero tenía miedo y la madre lo hizo en representación de su hija discapacitada”, habían explicado fuentes de la investigación.

Las identidades del acusado y de las denunciantes se preservan en este artículo para proteger a las víctimas.

Según la denuncia, los abusos ocurrieron en dos periodos. En 2020, cuando el abogado llevó a sus hijas de vacaciones y atacó a una de sus hijas. Dos años antes, durante una de las visitas programadas a su casa, habría abusado de la otra.

Sin embargo, esos ataques sexuales no serían los primeros: los relatos  de entre 2009 y 2019, cuando las niñas tenían 4 y 6 años, hasta que alcanzaron los 14 y los 16.

Amenazas y miedo

En sus declaraciones, las jóvenes dan cuenta de la manipulación a la que eran sometidas por su padre, que las amenazaba para que no contaran lo que estaba ocurriendo.

Según las pericias, la chica con Síndrome de Down no estaría en condiciones de declarar en Cámara Gesell por no comprender la gravedad de los hechos a los que fue sometida. “Entendía -por su condición- que los abusos de su padre eran de parte de alguien cariñoso, sin saber que se trataba de un delito”, confiaron las fuentes.

Una psicóloga especialista en abusos sexuales intrafamiliares que la trató indicó que veía en la menor “distintos signos y secuelas psicológicas compatibles con abuso sexual y llegó a la conclusión de que había sido abusada sexualmente por su papá”.

La mayor, en una oportunidad, se atrevió a confrontar a su padre para proteger a su hermana y, para manipularla, le respondió “que estaba enferma mentalmente, que tenía que buscar ayuda” y le dijo: “no sos mi mamá no me podes decir que hacer“.

La profesional procuró por el año 2020, después de unas vacaciones en Córdoba, que cortara el contacto con su papá “porque ella con su discapacidad nunca entendió que le hizo cosas horribles. Al día de hoy sigue sin comprender que su papá abusó de ella, y lo quería ver entonces se accedió a a que lo viera pero siempre acompañada”, indicaron.

El acusado tiene 55 años y otros dos hijos -un varón y una mujer-, que hasta el momento no presentaron ninguna denuncia sobre abusos. De hecho fueron consultados por la fiscalía si tenían conocimiento de los abusos, pero afirmaron que los desconocían por completo.

Abuso sexual en las infancias

La Encuesta Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes (MICS) 2019-2020 realizada por UNICEF reveló que, en Argentina, el 11% de las mujeres de 18 a 49 años fueron víctimas de abuso sexual durante su infancia o adolescencia.

Según esos datos, se presume que una de cada 10 niñas y adolescentes mujeres sufrieron violencia sexual. Se trata de delitos que no distinguen nivel educativo ni clases sociales y con bajos porcentajes de denuncia.

En la mayoría de los casos, los abusos ocurren en el entorno familiar, por varones y cuidadores.

NOTICIAS RELACIONADAS