Los funcionarios detallaron que tres plantas potabilizadoras están repartiendo agua segura en más de 25 puntos críticos, especialmente en el municipio de Santa Victoria Este. A esto se le sumó una máquina para hacer sachets con agua purificada, lo que facilita las tareas de distribución. Mientras tanto, se está elaborando un plan para “llevar soluciones hídricas y de saneamiento de largo plazo”.

Asimismo, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, comunicó que equipos de su cartera habían llegado a Tartagal “para supervisar el trabajo que está llevando a cabo el Ejército Argentino en las zonas más vulnerables. Desde el Gobierno nacional tenemos una especial atención sobre lo que está pasando en la provincia”.