6.9 C
Bariloche
InicioPolíticaNombran cónsul en San Pablo al embajador que habían desplazado de China...

Nombran cónsul en San Pablo al embajador que habían desplazado de China y jubilado

Es Luis María Kreckler. El diplomático había sido traído compulsivamente de Beijing en medio de la polémica por las vacunas.

Los trámites para la jubilación compulsiva del embajador Luis María Kreckler fueron detenidos y el diplomático será enviado en misión al consulado general de San Pablo, uno de los más grandes de la Argentina en el exterior por el volumen comercial y estratégico que representa el motor industrial de Brasil para este país.

Kreckler, que fue embajador en Brasilia entre 2012 y 2015, es uno de los diplomáticos de carrera de mayor trayectoria en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. Y pese a tener una aceitada relación con el kirchnerismo fue enviado como embajador a China a principios de 2020, donde duró sólo meses y fue maltratado inesperadamente en un escándalo en torno a las negociaciones por la compra de vacunas contra el COVID en las que no tuvo que ver.

Alberto Fernández ya tenía pensado para ese puesto al elegido de Cristina Kirhcner, que es Sabino Vaca Narvaja, miembro del circulo familiar de la vicepresidenta más allá de que tiene vastos conocimientos sobre el pais asiático.

Vaca Narvaja había llegado allí como Representante Especial Comercial meses antes de quien debía ser su jefe, y a quien nunca le respondió. Al llegar todos fueron problemas para Kreckler, que se llevó mal con Vaca Narvaja y tampoco se entendió con el ministro Felipe Solá.

Kreckler fue acusado de errar en las negociaciones para la compra de vacunas Sinopharm que en realidad retenía en Buenos Aires Ginés González Garcia. El luego despedido ministro de Salud había privilegiado la compra del fármaco a AstraZeneca y se quejaba de que las dosis chinas fueran caras y con condiciones que Argentina “no” aceptaba. Luego eso se revirtió ya que se compraron millones de vacunas chinas, pero Kreckler fue llamado compulsivamente a Buenos Aires y enviado a jubilarse. La embajada en Beijing quedó a manos de Vaca Narvaja.

Aunque está en edad de que puedan retirarlo, ya que tiene 67 años, en la Cancillería la trayectoria debería pesar y puede estar en su puesto hasta los 70.

Lo cierto es que desde que volvió, Kreckler tendió sus hilos políticos. Aunque tiene buena relación con Cristina Kirchner, lo que debió hacer fue amigarse con Solá con quien mantuvo una serie de encuentros, y el ministro habló a su vez con Alberto Fernández.

La decisión de enviarlo a San Pablo -había otros destinos posibles- se terminó de cocinar la semana pasada. Clarín sabe que el ex vicepresidente y hoy embajador en Brasilia, Daniel Scioli, lo venía pidiendo a Kreckler -son amigos y tienen un perfil de trabajo parecido en lo que hace a la promoción de exportaciones-. Pero fue la insistencia del diputado Eduardo Valdés ante Fernández y Solá lo que termina de torcer nuevamente el destino de Kreckler, ahora hacia Brasil otra vez.

Kreckler, que dio un salto en su carrera en los noventa siendo cónsul en Los Angeles, fue, entre otros puestos Secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales de la Nación, embajador en Brasil, en Alemania, en Suiza y brevemente en China.

NOTICIAS RELACIONADAS