6.9 C
Bariloche
InicioEconomíaPor la falta de dólares, por primera vez el Gobierno le pagará...

Por la falta de dólares, por primera vez el Gobierno le pagará al Fondo con yuanes una parte de la deuda

El Gobierno usará los DEGs que le giró el organismo internacional y, por primera vez, echará mano al swap con China.

La falta de dólares que asfixia al Banco Central y la urgencia de pagarle al FMI, llevó al Gobierno a tomar una decisión drástica: el Poder Ejecutivo dijo que pagará US$ 2.700 millones al Fondo que vencen hoy con derechos especiales de giro (DEGs) y yuanes del swap con China. Así, será la primera vez que Argentina usa la moneda asiática en una operación con el organismo.

El Tesoro utilizaría US$ 1.700 millones de DEGs -la moneda que usa el Fondo- y el resto lo saldaría con parte de los US$ 10.000 millones que hay en yuanes de libre disponibilidad. También posee unos US$ 3.800 millones en oro y US$ 1.800 millones en depósitos del Seguro de Depósitos S.A. (Sedesa), una sociedad cuyos accionistas son el Banco Central y las entidades financieras.

De esas tenencias, el monto más relevante son los yuanes que Sergio Massa obtuvo a fines de mayo en su viaje a China, al ampliar el tramo disponible del swap para usar como reservas. Ese dinero debe ser devuelto en 1 año y, en caso de utilizarlo, debería reflejarse en las reservas netas. Su destino previsto era el comercio con China, pero ahora servirá además para pagarle al FMI.

La medida, en caso de concretarse, revela los problemas que afronta el Banco Central para retener divisas: este jueves vendió US$ 57 millones en el mercado de cambios, y ya desde fines de abril, las reservas netas son negativas. Hoy, se ubican en torno a -US$ 2.000 millones y con el pago de mañana podrían trapasar el piso de -US$ 5.000 millones, según varias consultoras privadas. 

El anuncio del pago con yuanes disparó diferentes lecturas en el mercado. Para algunos expertos en la deuda, la modalidad “suena rara”. “El FMI opera en DEGs y hay que ver si China acepta”, dijo un economista, mientras el exrepresentante ante el Fondo, Héctor Torres, aseguró que “la deuda está en DEGs y la podes pagar en cualquier moneda de la canasta o en DEGs“.

El valor del DEG surge de cinco monedas: el dólar, euro, renminbi o yuan, yen japonés y la libra esterlina. Tras ser incorporado en 2016, el yuan representa el 12,28% de la canasta del Fondo, a expensas sobre todo del euro. “El Gobierno dice que es de “libre disponibilidad”. Si eso es cierto, puede transferir yuanes de su cuenta en el Banco Popular de China, sin previa aprobación“, dijo Torres.

Para Daniel Marx, director de Quantum Finanzas, la operación “es aceptable, pero el FMI debería asegurarse con los chinos que le den convertibilidad​”. “El uso de yuanes sirve para reemplazar parcialmente dólares o euros, de hecho no solo se usa en la relación financiera comercial con China, sino que el gobierno busca usarlo con otros países y alguna entrada están consiguiendo”, explicó el exsecretario de Finanzas.

La incertidumbre en torno al pago de la deuda al organismo generó cruces en las últimas horas. El secretario de Finanzas, Eduardo Setti, rechazó en forma tajante una versión en redes sociales sobre la supuesta colocación de letras en dólares al BCRA para hacerse de dólares y girárselos al Fondo. “Es absolutamente falso y malicioso”, despotricó el funcionario en Twitter.

“Últimas puntadas”

Massa había asegurado el miércoles que “seguramente en las próximas horas van a conocer el programa de los próximos seis meses con el FMI”. Desde entonces, las negociaciones continúan, pero sin definiciones. La última noticia fue el visto bueno del organismo la semana pasada, cuando aceptó que Argentina “agrupara” los pagos de capital para cancelarlos este viernes.

“Están dando las ultimas puntadas finales, Massa no va a dejar que la gente quede afuera ni va a romper”, señalaron fuentes oficiales al tanto de las negociaciones. De esa manera, descartaron la posibilidad de entrar en atrasos (“arrears”), lo que ocurriría si este viernes el Gobierno no cancela el pago. En ese caso, el Fondo pondría inmovilizar a futuro el uso de DEGs.

En un principio, Massa iba a viajar a EE.UU la segunda semana de junio, tras su regreso de China, pero luego lo fue postergando y al día de hoy no hay una fecha oficial para el cierre del acuerdo. La vocera del organismo, Julie Kozack, dijo semanas atrás que “esperaríamos reuniones en persona en algún punto” de las negociaciones, algo que todavía no ocurrió.

El ministro y candidato presidencial buscaba calzar el pago de este viernes con un desembolso del organismo. Lo que le pide al FMI es un anticipo de hasta US$ 10.000 millones que le permita llegar a las elecciones de octubre con el dólar bajo control. También un rediseño del programa y el calendario de pagos. El problema es que el Fondo exige una devaluación.

NOTICIAS RELACIONADAS