3.9 C
Bariloche
InicioJudicialesSegundo juicio por Anahí Benítez: "Esto es un circo armado para absolver...

Segundo juicio por Anahí Benítez: “Esto es un circo armado para absolver a Marcos Bazán”

Lo dijo la mamá de la víctima, que tenía 16 años y fue asesinada en 2017 en Lomas de Zamora. Dos hombres vuelven a ser juzgados.

“Siento que lo que yo hice estos seis años no sirvió para nada”, se enoja Silvia Pérez Vilor (59), la mamá de Anahí Benítez (16). Este miércoles se sentó frente a tres nuevos jueces del Tribunal Oral N° 7 de Lomas de Zamora y les mostró una foto de su hija. “Ella es la verdadera víctima de todo esto, no lo olviden“, les advirtió.

Anahí desapareció el 29 de julio de 2017 después de salir a caminar por un parque de su barrio, en Lomas de Zamora. Seis días después encontraron su cuerpo, a pocas cuadras de su casa.

Rastrillajes, perros, helicóptero y la Policía Bonaerense estuvieron a cargo de la búsqueda, Principalmente en el último lugar donde su celular estuvo activo. La encontraron en la Reserva Natural de Santa Catalina, en Lavallol, en un predio de 300 hectáreas frente a la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).

Anahí Benítez fue asesinada y su cuerpo hallado en la reserva hace nueve meses.  abahi benitez asesinato homicidio joven homicidios asesinatos femicidiosAnahí Benítez fue asesinada y su cuerpo hallado en la reserva hace nueve meses.

En junio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus, los jueces Elisa López Moyano, Roberto Conti y Roberto Lugones condenaron a Bazán por “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género”, y como partícipe necesario de un “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

El primer juicio por el femicidio empezó el 17 de febrero después de una investigación de más de dos años y participaron más de 100 testigos. Además de Bazán (39), llegó imputado Marcelo Sergio Villalba (46), que tenía el celular de la víctima y se lo entregó a su hijo. Primero lo señalaron como un cómplice, pero el resultado del ADN cambió la acusación: Villalba violó a Anahí antes de su muerte.

Fue el principal acusado, pero el primer día del primer jucio una junta médica y un informe de último momento determinaron un deterioro cognitivo en sus dos años de prisión preventiva. El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) no garantizó su tratamiento y no llegó en condiciones de ser juzgado. Fue diagnosticado como “psicótico” y durante estos años medicado pudo estabilizarse para participar de este juicio.

El primer juicio se hizo en 2020. Foto: Luciano Thieberger.El primer juicio se hizo en 2020. Foto: Luciano Thieberger.

En diciembre de 2021 la Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense, integrada por los jueces Daniel Carral y Ricardo Maidana, decidió anular el fallo contra Marcos Bazán, un reclamo que venían realizando distintos organismos de derechos humanos, que denunciaron irregularidades en la evidencia usada para condenarlo.

Luego hace cuatro meses fue excarcelado y ahora Bazán llegó al juicio en libertad donde enfrenta la misma acusación, esta vez junto a Villalba.

La impotencia de la familia

“Estoy muy muy mal porque este juicio me revuelve todo a mí en lo personal y porque no veo un apoyo de la fiscalía. El miércoles sentí que no se hacían las preguntas correctas, que comprometieran a los testigos. No se los interrogó de la manera que yo siento que habría que hacerlo para sacarles información. Estoy muy incómoda con toda la situación”, analizó Silvia, en diálogo con Clarín.

Fueron nueve horas de audiencia. Se establecieron un total de diez (dos veces por semana). El primer día declaró la mamá de Anahí, su papá, su hermano y los compañeros de la escuela de la adolescente, además de su novio.

Marcos Bazán, en el juicio anterior.Marcos Bazán, en el juicio anterior.

El cuarto de Anahí

El cuarto de Anahí sigue intacto. Casi siempre la puerta está cerrada, pero cuando Silvia entra para limpiar o en busca de recuerdos, lo reconoce enseguida: “A pesar del tiempo, de que hemos limpiado miles de veces, su cuarto tiene su olor. Yo entro y siento su aroma, el de ella, el que la identificaba. No perfume ni de las cosas, el que ella tenía”, describe ella, conmovida.

Para la mujer, este juicio es “un circo armado a medida para absolver a Bazán“. No cree en la Justicia y la desilusión se percibe en su voz.

“Yo quiero que paguen tanto los que hicieron como los que omitieron. Porque yo presenté pruebas. Mucho se habla de la ‘causa armada” contra Bazán. Pero en un tribunal hay que probarlo: tengo que saber quién me armó una causa y por qué. Tengo que saber quién está involucrado en este armado y a quién encubren, se lo dije al tribunal”, argumenta respecto de las acusaciones contra la investigación y en defensa de Bazán.

Silvia Pérez Vilor, mamá de Anahí. Foto: Luciano Thieberger.Silvia Pérez Vilor, mamá de Anahí. Foto: Luciano Thieberger.

“Si dicen que Bazán es inocente y lo asesinos están libres, que me digan quiénes son los asesinos. Estoy muy desanimada, yo no vivo hace seis años salvo para esto. Y veo todo tibio, irrelevante ¿Cómo te pensás que me puedo sentir? Siento que todo lo que hice no sirvió para nada. Los que van a tener razón son los que pueden pagar”, cuestionó.

Para Silvia, este juicio no es para su hija. Tampoco para ella. Es para “que no se vuelva a repetir”.

“Yo a mi hija no la voy a recuperar, esto es un largo camino de lucha que hice, mi hija ya no lo necesita, ella es inmaculada, está donde tiene que estar y esto no la afecta. Hago esto para que estas cosa no pasen más. Soy yo contra un montón de corruptos, pero tampoco se me va la vida en esto. Tengo otro hijo, no quiero afectarlo, quiero que tenga un poco de paz”, explicó a Clarín.

Después, insistió: “Lo que yo estoy haciendo acá es por los demás, no me acompañan, yo estoy sola. Le mostré una foto de Anahí al Tribunal y les dije ‘acá está la única víctima‘. Porque parece que hubo un enroque de víctimas y Marcos Bazán pasó a serlo pero acá la justicia es para ella”.

Banco rojo en Lomas de Zamora que recuerda a Anahí BenítezBanco rojo en Lomas de Zamora que recuerda a Anahí Benítez

La defensa de Bazán

“El Estado no cumplió con su deber de investigar de manera diligente un crimen atroz como el que tuvo como víctima a Anahí Benítez. Frente a la presión de víctimas, medios, la política y la sociedad, y sin pistas, los investigadores armaron una causa contra Marcos Bazán, a quien se cruzaron porque vivía en la Reserva”, dijo Manuel Garrido, el nuevo abogado defensor de Bazán y presidente de Innocence Project Argentina.

“Se construyeron procedimientos probatorios extraños, sesgados, influidos por la sospecha arbitraria y discriminatoria, se allanó su casa una y otra vez, se convocó a personajes estrafalarios y charlatanes que aportaron conclusiones sin ninguna base científica, se plantaron pruebas, se presionó a testigos y se adosaron informes falsos”, empezó el letrado en dirección a los investigadores.

Villalba, mientras tanto, tiene un defensor oficial y sostuvo la mirada baja durante toda la audiencia. Antes de terminar, tuvo que retirarse de la sala para regresar al penal a tomar la medicación. Fue él quien, en su declaración indagatoria, dijo que “no estaba solo”.

Esa primera duda atravesó todo el expediente, también el juicio. El primero y también éste. Si Bazán es inocente ¿Con quién estaba Villalba?

NOTICIAS RELACIONADAS