728 x 90

Sin precios de referencia, se complica el cálculo del índice de inflación: ¿qué piensa hacer el INDEC?

Sin precios de referencia, se complica el cálculo del índice de inflación: ¿qué piensa hacer el INDEC?

Los mayores desafíos aparecerán desde este mes, ya que hay rubros que directamente no se pueden relevar. El organismo dará hoy detalles para explicar qué metodología utilizará para seguir calculando El relevamiento de precios pasó a ser una odisea o, en algunos casos, algo imposible de efectuar a partir de la cuarentena. Esta situación absolutamente inédita

Los mayores desafíos aparecerán desde este mes, ya que hay rubros que directamente no se pueden relevar. El organismo dará hoy detalles para explicar qué metodología utilizará para seguir calculando

El relevamiento de precios pasó a ser una odisea o, en algunos casos, algo imposible de efectuar a partir de la cuarentena. Esta situación absolutamente inédita ya está complicando al titular del INDEC, Marco Lavagna, para confeccionar el índice de precios de abril. Y posiblemente continúe siendo un dolor de cabeza en los meses subsiguientes. Hoy, cuando se divulgue el dato oficial de marzo, el INDEC dará a conocer algunas aclaraciones metodológicas sobre cómo se calculó el índice del mes pasado, pero sobre todo de qué manera se estimarán las variaciones de distintos rubros que directamente han dejado de comercializarse y por lo tanto no hay precios disponibles.

Las dificultades para el cálculo del INDEC de abril obedecen a la parálisis de la actividad para combatir el coronavirus. ¿Cuánto sale un corte de pelo? ¿Y una camisa? ¿Cuál es el precio de un hotel tres estrellas en Iguazú? ¿Y el costo de un menú ejecutivo en un restaurant del centro? Resulta imposible tener precios para este tipo de productos o servicios, simplemente porque no se brindaron, por lo tanto no hay posibilidad de cargar en la base de datos que se elabora semanalmente cada uno de los valores.

Ya hace un mes el INDEC había notificado que suspendió el “trabajo de campo”, es decir que ya no saldrían los técnicos a buscar y cargar precios cada semana. En el caso de alimentos, la situación no es tan grave aunque sí presenta sus dificultades. Básicamente se sigue de cerca la información del portal Precios Claros, donde los supermercados deben cargar los precios de sus productos en todo el país. Luego se hace una comparación con los sitios de venta on line de esas grandes superficies para validarlo. En ese sentido, la tecnología es de gran utilidad para llegar a un índice que sea lo más cercano posible a la realidad.

 Para evitar un “apagón estadístico” ante la ausencia de una gran cantidad de precios en la economía y la imposibilidad de hacer relevamientos presenciales, el INDEC divulgará hoy los pasos metodológicos que adoptará para seguir calculando la inflación. La primera prueba será en abril

Pero el organismo estadístico también efectúa relevamientos presenciales en almacenes y otros tipos de comercio de cercanía para tener un espectro más amplio del valor de los alimentos. Ahora al no poder realizarse esas visitas se busca avanzar igual pero con llamados telefónicos, que por supuesto no tienen la misma exactitud.

En la ciudad de Buenos Aires optaron por un esquema inédito y complementario a la tarea que hacen los técnicos que trabajan en la Dirección General de Estadística, a cargo de José Donati. Se trata de la posibilidad de que el público cargue en una base de datos que proporciona el organismo los precios de las compras efectuadas en almacenes de cercanía. Hasta ahora, en el primer mes de funcionamiento, ya han sido cargados más de 1.500 precios. Los consumidores pueden cargar incluso la marca adquirida.

El Indec deberá modificar su metodología ya que el Indice de Precios al Consumidor incluye servicios que directamente no fueron prestados.

El Indec deberá modificar su metodología ya que el Indice de Precios al Consumidor incluye servicios que directamente no fueron prestados.

¿Qué ocurre con aquellos productos que directamente no se pueden relevar? Es el caso de la ropa, el calzado, la entrada de un teatro, cine, el precio de una habitación de hotel o una mesa de restaurante? Allí las cosas se ponen bastante más complicadas. El abordaje de esta problemática por parte del INDEC será caso por caso.

Por ejemplo, si bien no cuentan con los valores de un menú en restaurantes seleccionados, existe la opción de revisar precios que se publican en los restaurantes que venden on line, a través del delivery. Los portales que se encargan de realizar los pedidos a domicilio, donde se publican precios de una gran cantidad de locales, pasaron a ser un gran aliado del INDEC.

Es más problemático todavía cuando faltan referencias concretas, como sucede con sectores enteros que están cerrados, como negocios de indumentaria, cines u hoteles. En ese caso se adoptará una salida que también es utilizada por otros organismos estadísticos a nivel internacional: tomar otros precios de referencia dentro del mismo rubro y aplicar una suba similar, aún cuando no existe el valor específico.

Por otro lado, la fórmula del IPC es una canasta de consumo fija, que sólo se revisa cada una determinada cantidad de años. Por lo tanto, no se puede excluir un rubro o agregar a otro aún cuando los hábitos de consumo hayan cambiado sustancialmente como sucedió en los últimos 30 días.

Facundo Maidana
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

El Clima en San Carlos de Bariloche

Seguinos en Facebook