-1.1 C
Bariloche
InicioPolíticaSoterramiento del Sarmiento: nueva jugada del “Corcho” Rodríguez para intentar despegarse de...

Soterramiento del Sarmiento: nueva jugada del “Corcho” Rodríguez para intentar despegarse de la causa

El empresario pidió al juez Martínez Di Giorgi ser absuelto. Negó el pago de coimas aunque reconoció los contactos con la constructora brasileña.

La primera vez que el kirchnerismo prometió la obra fue en 2006. Desde entonces, y luego de una segunda licitación, la obra nunca se concluyó. La construcción del soterramiento del Tren Sarmiento quedó envuelto en un entramado de coimas y corrupción. Uno de los acusados, Jorge “corcho” Rodríguez pidió su sobreseimiento negando ser dueño de la firma que se habría utilizado para el pago de más de 3,3 millones de dólares de sobornos a ex funcionarios del extinto Ministerio de Planificación Federal.

Mientras el gobierno de Alberto Fernández busca darle continuidad a la obra del soterramiento de la traza del tren Sarmiento -una obra investigada por sobornos, licitada en reiteradas ocasiones durante la gestión kirchnerista y mencionada en el caso de los Cuadernos de las Coimas- .

El fiscal Franco Picardi entregó el año pasado al juez Marcelo Martínez De Giorgi documentación traducida que provino de Brasil en el marco de la investigación de la ruta de presuntas coimas vinculadas a la constructora Odebrecht, sus socios locales que incluye a Ángelo Calcaterra, y al Ministerio de Planificación Federal que dirigía Julio De Vido.

La causa ya acumuló en instrucción seis años en los tribunales federales argentinos. Inició después de que los dueños del gigante brasileño admitieron, el marco de la operación Lava Jato, que hubo sobornos por 36 millones de dólares a funcionarios argentinos hasta el 2015, para manipular diversos contratos de obra pública. Ese monto es sólo una porción de los más de 700 millones de dólares que pagaron en otros once países para obtener obras.

La obra presupuestada en 3.000 millones de dólares, y adjudicada al consorcio constituido por Odebrecht, IECSA (entonces de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri), Ghella y ComSa SA, está siendo auditada por el gobierno de Alberto Fernández que busca reactivar la construcción que se prometió hace 16 años. Por el escándalo de las coimas, en junio de 2019 la firma brasileña se fue de la obra, al igual que IECSA. Fuentes oficiales explicaron que deben “evaluar la conformación de la UTE y el presupuesto”.

En tanto en Comodoro Py el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi debe resolver la situación procesal de todos los acusados después de analizar la documentación que la justicia de Brasil a través de la Cancillería, remitió en el marco de un convenio de colaboración.

Las coimas por la obra del soterramiento de la línea de trenes que une la Capital con el oeste del Gran Buenos Aires habrían tenido un piso de 3,3 millones de dólares para funcionarios argentinos, pero podrían haber llegado a 20 millones. A los brasileños les habrían tocado 5 millones.

Las carpetas que fueron traducidas incluían documentación sobre varias transacciones financieras. “Los sobornos representaron sólo el 12,5% del total de ganancias que obtuvieron los empresarios producto de la adjudicación espuria de obra pública”, explicó el fiscal en varios escritos y agregó: “Como resultado del mismo plan delictivo, los funcionarios percibieron beneficios indebidos por 35 millones de dólares y los empresarios por 278 millones”.

¿Cuál fue el rol de Rodríguez? La justicia lo señala como el articulador, el nexo entre la constructora multinacional brasileña y los funcionarios locales, principalmente vinculados al Ministerio de Planificación y especialmente a la Secretaría de Obras Públicas. De esta manera, se puede inferir -sostiene la fiscalía- que “Rodríguez tuvo un rol preponderante en el reparto de las coimas, al menos entre los años 2012 y 2014. Fue con esta finalidad que Rodríguez habría montado la empresa Sabrimol Trading SA en la República Oriental del Uruguay, utilizándola como medio para canalizar el dinero destinado al pago de las coimas”.

Jorge “corcho” Rodríguez negó estas acusaciones en un escrito al que accedió Clarín. Reconoció sus vínculos con Odebrecht pero relacionados a otra obra, pero rechazó ser un intermediario en el pago de sobornos.

“Rodríguez no manejaba la sociedad Sabrimol Trading S.A, no coinciden fechas y montos con manifestaciones de Mameri, ni montos aludidos en el plea agreement con las sumas recibidas por Sabrimol Trading S.A” .

Y agregó un tercer descargo, “de la prueba producida se concluye que ninguna suma recibida por Sabrimol Trading S.A. terminó en poder de funcionarios públicos”. Dijo que había “falsa documentación” que lo vinculaba a esa empresa.

Así se desligó de cualquier participación en el entramado de sobornos que rodean a la obra del soterramiento y pidió que el juez lo sobresea antes de la resolución que debe tomar sobre todos los acusados.

NOTICIAS RELACIONADAS