5.9 C
Bariloche
InicioPolíticaTras el fallo de la Justicia contra Irán, el Gobierno elevó el...

Tras el fallo de la Justicia contra Irán, el Gobierno elevó el nivel de alerta antiterrorista y reforzó la seguridad de las instituciones más sensibles

  • La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, ordenó enfocarse en los aeropuertos y embajadas en primer lugar.

Tras el fallo de la Cámara Federal de Casación que dio por probada la participación de Irán en el atentado contra la sede de la AMIA de 1994 calificando el hecho como “crimen de lesa humanidad”, el Gobierno decidió elevar este viernes el alerta antiterrorista y reforzar la seguridad puntos sensibles del país: aeropuertos, instituciones religiosas y culturales de la colectividad judía y embajadas como la de Israel, Estados Unidos y las que así lo demanden.

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y su secretario de Estado en el área, Vicente Ventura Barreiro, mantenían una reunión esta mañana después de decidir el refuerzo. Entre tanto, pese a que la Presidencia celebró el fallo de la Cámara, el Gobierno no da muestras de si tomará una decisión diplomática drástica como piden algunos sectores, en el sentido de que se rompan los vínculos bilaterales con al República Islámica de Irán. Es una decisión que se evalúa.

Uno de los mayores desafíos que tiene hoy el Gobierno es lo que hace a la inteligencia previa, que está muy averiada por el uso de la AFI durante años para fines políticos internos.

Clarín sabe que el Mossad -el servicio de inteligencia israelí- mudó su sede de Chile a la Argentina en estos meses y que gran parte del trabajo que se viene haciendo respecto a Irán tienen que ver con los estrechos vínculos de Bolivia con la República Islámica.

El fallo de la Justicia incluso está contextualizado también en la rispidez del mundo Occidental contra Irán en el sentido de que por ejemplo, tras el ataque de Israel en Damasco que terminó con la destrucción del consulado iraní y la muerte de varios jerarcas persas, entre ellos dos generales, se generó una alerta internacional ante los posibles ataques en el mundo a blancos estadounidenses y hebreos que puedan ser ocasionados por Irán o con la excusa de dicha “causa”.

Otro punto de análisis es la nueva política de Javier Milei pro Estados Unidos y pro Israel. El presidente quiere trasladar la embajada argentina en Tel Aviv a Jerusalén, como lo hizo Donald Trump en 2017. Un hecho que puede incrementar la amenaza terrorista en la Argentina.

La semana pasada, sobre el fin de las fiestas religiosas musulmanas conocida como Ramadán, hubo cierres de embajadas de Israel en determinados puntos. Y si bien hubo un rumor de que la sede en Buenos Aires también lo habían hecho, eso fue desmentido a Clarín. Sin embargo, la férrea seguridad que suele tener, este viernes se había amplificado.

Informes de la inteligencia estadounidense de este viernes daban cuenta de un inminente ataque de Irán sobre blancos dentro de Israel. Eso vuelve el panorama de la seguridad internacional más confuso al calor de la guerra del Estado hebreo en Gaza y sus ataques selectivos contra Hezbollah, la milicia chiita pro iraní, asentada en el Líbano.

Otro punto más sensible son las fronteras terrestres, por donde se han colado, desde Bolivia, distintos ciudadanos iraníes con pasaportes falsos.

Piden romper relaciones

A este viernes, ni la Cancillería de Argentina e Irán se habían pronunciado sobre un fallo que es judicial.

Un grupo de legisladores del PRO pidió al Ejecutivo de Milei romper relaciones con Teherán. En cambio en el Gobierno esperan la reacción persa.

“Irán es un Estado terrorista y el responsable de los atentados de la Embajada de Israel y de la AMIA, sentenció Casación. Por eso le pedimos al Poder Ejecutivo Nacional romper de forma inmediata relaciones diplomáticas con la República Islámica de Irán”, pidió la diputada Sabrina Ajmechet, que acaba de ser nombrada presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la cámara. La acompañaron Alejandro Finocchiaro, Fernando Iglesias, Damian Arabia y Sivana Giudici, entre otros.

El Presidente los retuiteó pero no hizo pronunciamiento sobre una decisión que recaería en la Cancillería. Entre tanto desde Irán, donde no es día laborable, todavía tampoco hubo pronunciamientos.

NOTICIAS RELACIONADAS