10.9 C
Bariloche
InicioPolíticaTras su resonante renuncia a la embajada en España, Federico Polak regresó...

Tras su resonante renuncia a la embajada en España, Federico Polak regresó al país con críticas al Gobierno: habló de “fiasco” y dijo que le impidieron gestionar

Era el virtual número dos de Ricardo Alfonsín. Cuando presentó su dimisión dijo que no era ético cobrar un sueldo sin trabajar.

Federico Polak era el encargado de negocios de la Embajada de Argentina en España y en los hechos el virtual número dos de Ricardo Alfonsín en Madrid. Después de su resonante renuncia en noviembre pasado, regresó al país y apuntó contra el Gobierno al señalar que le impidieron gestionar.

“Volví. Después del fiasco de la embajada en España, mi tierra amada, la patria -a la que amo más- me ha recibido con Neumonía y Covid. Y Airbnb Buenos Aires con manifiesto engaño. Ya me las cobraré todas”, escribió Polak en su cuenta de Twitter.

El ex vocero del fallecido ex presidente Raúl Alfonsín, que fue convocado por Ricardo Alfonsín para desempeñarse como Representante Especial para la Promoción de la Actividad Empresarial Argentina en el Reino de España, profundizó su crítica ante la pregunta de un usuario en esa red social.

“¿Por qué lo de la embajada en España fue un fiasco?”, le consultaron: “Es un fiasco cuando se va a gestionar y se lo impiden. Como no ético tener un sueldo sin trabajar, renuncié”, sentenció.

Sin pasado diplomático, Polak fue convocado por su experiencia política. Había sido interventor del PAMI entre 2000 y 2001 y tiene conocimientos de derecho internacional privado.

Con pasado como militante del desarrollismo en el MID, Polak es reconocido hincha de Racing pero a la vez recordado por su pasado como presidente de Boca, al que llegó como interventor en 1984.

La respuesta de Polak a un usuario en Twitter.La respuesta de Polak a un usuario en Twitter.

En la carta con la que oficializó su renuncia, Polak había dicho que no logró “desempeñar en plenitud las tareas encomendadas, pese al alentador clima de negocios que se generara desde un principio con empresas españolas y empresas argentinas internacionalizadas”.

Y señaló: “Esta renuncia aliviará costos al erario público –no es ético percibir una remuneración sin ser útil al Estado– además de facilitar una apropiada gestión al Señor Embajador”.

Ricardo Alfonsín lo convocó después de que Alberto Fernández lo designara a él en febrero del 2020.

La carta de renuncia

Me dirijo al Señor Ministro a los efectos de presentar mi renuncia al cargo de Representante Especial para la Promoción de la Actividad Empresarial en el Reino de España (decreto PEN 452/2020).

No he logrado desempeñar en plenitud las tareas encomendadas, pese al alentador clima de negocios que se generara desde un principio con empresas españolas y empresas argentinas internacionalizadas.

Le ruego agradezca al Señor Embajador -quien destaca por su personal estilo de gestión- que me honrara al solicitar mi designación al Señor Presidente de la Nación.

Esta renuncia aliviará costos al erario público -no es ético percibir una remuneración sin ser útil al Estado- además de facilitar una apropiada gestión al Señor Embajador.

Reciba usted las seguridades de mi más alta y distinguida consideración.

NOTICIAS RELACIONADAS