5.9 C
Bariloche
InicioPolicialesUn paquete de chicles, el insólito motivo por el que un kiosquero...

Un paquete de chicles, el insólito motivo por el que un kiosquero salvó su vida durante un violento intento de robo en Mar del Plata

  • El paquete estaba ubicado sobre el mostrador y recibió el balazo que se dirigía hacia el comerciante.

“Sentí que me podrían haber matado. Zafé por los paquetes de chicles”. El que explica la insólita situación que le tocó vivir es Cristian, un kiosquero de Mar del Plata que fue una nueva víctima de la inseguridad. Dos delincuentes armados entraron a su lugar de trabajo y le dispararon dos veces. Pero, un paquete de chicles una vez y la mala de puntería del ladrón en la otra, hicieron que el comerciante siga con vida.

El video tomado por la cámara de seguridad del kiosco exime de cualquier interpretación. Un paquete de chicles ubicado en el frente del mostrador se interpuso entre el arma disparada y el kiosquero. Así de insólito, así de milagroso.

El violento intento de asalto tuvo lugar este lunes por la tarde, pasadas las 14, en un local de la Avenida Jacinto Peralta Ramos al 700. Está ubicado en una zona muy comercial, donde es incesante el entrar y salir de clientes. En el kiosco se carga SUBE y se cobran servicios e impuestos por lo que una imagen común es ver hileras de personas para pagar, cargar o consumir algo.

Allí, a plena luz del día, dos delincuentes armados irrumpieron con fines de robo, el sexto que sufre dicho comercio desde el arranque de 2024. “Nos vamos acostumbrando a que los robos pasen a cada rato. Hay mucha gente pero poca seguridad. Estamos solos. Hay robos a diario en esta cuadra. Nuevamente nos tocó a nosotros”, cuenta Cristian, desde su lugar de trabajo, apenas 24 horas después del violento episodio.

En diálogo con el diario La Capital, el kiosquero dio detalles de lo que fue el robo, y el milagro de que siga con vida: “Me salvaron los paquetes de chicle”, insiste. “Un paquete de Top Line de menta me hizo de escudo”, detalla incrédulo.

El kiosco de Mar del Plata donde ocurrió el intento de asalto. Foto: Gentileza La CapitalEl kiosco de Mar del Plata donde ocurrió el intento de asalto. Foto: Gentileza La Capital

Cristian contó que en el momento en que ingresaron los delincuentes estaba solo. Y describe la violenta secuencia. “Estaban medio sacados. Me pidieron plata, pero la verdad que me sorprendieron, no reaccionaba. Estaba pensando en otra cosa. Ahí, porque no accedí a entregarles nada, el que estaba del otro lado me disparó”.

El kiosquero hace un bache en el relato y admite: “Sentí que me podían haber matado… pero cuando me di cuenta que no me había pegado, agarré un tubo de gas pimienta que tenía al lado de la caja y lo rocié en la cara del que me encaró pidiendo la plata, y luego al que me había disparado”.

En ese momento y ante la defensa con el gas pimienta, cuenta, se produjo el segundo disparo: “Tenía el efecto del gas pimienta en los ojos y disparó para arriba, ni vio donde apuntaba. Se fueron sin llevarse nada”.

Apenas se fueron, la víctima activó el botón antipánico para acudir a la Policía: no funcionaba. Un llamado al 911 de una vecina alertó a las autoridades, quienes pidieron los videos de las cámaras de seguridad e hicieron un registro de lo robado.

El paquete de chicles milagroso: sirvió de escudo entre el arma y la vida del kiosquero. Foto: Gentileza La CapitalEl paquete de chicles milagroso: sirvió de escudo entre el arma y la vida del kiosquero. Foto: Gentileza La Capital

“No tengo miedo, es más impotencia y bronca. Un policía me dijo: ‘Vos no tenés que hacer nada, tenés que llamarnos a nosotros’. Pero yo toqué el botón antipánico y no vinieron. Cuando los llamaron tardaron 20 minutos en llegar. No puedo esperar ese tiempo mientras tengo a alguien con un arma apuntándome para tirarme”, señaló con resignación.

“Siempre hay un pretexto para no darnos seguridad, acá tiene más derechos el ladrón que la persona honrada que trabaja. Seis veces nos entraron este año, seis. Y yo estoy hablando porque un paquete de chicles me salvó la vida”, cerró.

El fiscal Fernando Berlingeri investiga el caso y secuestró el registro fílmico para intentar dar con los hombres e identificarlos. Intervino también personal de la comisaría tercera, con jurisdicción en la zona.

NOTICIAS RELACIONADAS