23.9 C
Bariloche
InicioEconomíaWall Street: desconfianza y preocupación por el fracaso de la Ley Ómnibus...

Wall Street: desconfianza y preocupación por el fracaso de la Ley Ómnibus y el camino que tomará Javier Milei

  • Expertos consultados por Clarín afirman que los últimos hechos reducen el interés de inversionistas en Argentina.

El fracaso de la Ley Omnibus en el Congreso impacta de forma “negativa” entre los inversionistas de Wall Street, que si bien esperaban que algunas reformas podían eliminarse, no creían que el trámite colapsaría totalmente al volver a comisión. Genera “una enorme preocupación” y reducirá el interés y la confianza a largo plazo en Argentina, afirman a Clarín, y advierten sobre la incertidumbre del camino que tomará ahora el gobierno de Javier Milei.

Alberto Ades, Managing Director de NWI Management LP, dijo que la caída de la ley “impacta negativamente sobre la confianza de los inversionistas y sobre todo, porque fue sorpresivo. Se esperaba que hubiera aún más licuación, que se eliminaran algunas reformas, además de las que ya se habían eliminado en la discusión en comisión, pero no se esperaba que el trámite fracasara y que tuviera que volver a comisión. Se esperaba que la discusión por los artículos pudiera demorar dos o tres días, pero no que volviera a comisión”.

Consultado sobre el futuro de las reformas, dijo que “hay muchas que necesitan la aprobación del Congreso y sin eso no se van a poder hacer. La pregunta es qué actitud adoptará el poder ejecutivo. Hay rumores de que quieren llamar a un referéndum. El poder está fragmentado y la alternativa sería sentarse a negociar. Todo no va a salir, pero que al menos salgan algunas reformas fundamentales. En la medida que los cambios empiecen a dar resultado y Milei empiece a ganar capital político, luego se podrían introducir las reformas adicionales. Veremos en qué dirección va el Ejecutivo, no está claro todavía en este momento”, agregó.

Jorge Piedrahita, CEO de Gear Capital Partners, dijo que “si vemos la totalidad de lo avanzado hasta el momento vemos que la dirección es la correcta. No debemos olvidarnos de que Milei logró varios éxitos macroeconómicos y estamos en pleno proceso de un necesario ajuste de precios relativos. Mejoró la situación del Banco Central, subieron las reservas, la inflación está bajando”.

Sin embargo, agregó: “En Wall Street veníamos observando que el Gobierno ha estado cometiendo errores que podrían haberse evitado. Por ejemplo, hay temas muy controversiales que se deberían haber tratado por separado como la privatización de empresas estatales. La caída de la ley nos genera una enorme preocupación”.

“Los inversores aun no tienen confianza más allá de aquellos “traders” de corto plazo que participaron de una tendencia alcista en bonos y acciones. Pero entendemos que por la minoría de Milei en el Congreso, sumado a la recalcitrante postura de la oposición, el sindicalismo y las organizaciones sociales quienes no saben sobrevivir sin prebendas del estado, surgen serias dudas de gobernabilidad para llevar a cabo los cambios más importantes de la última generación”, afirmó.

“En este contexto, no hay confianza para las inversiones directas de largo plazo las cuales no se materializarán sin la implementación de ciertas reformas y con la razonable esperanza de que las reglas de juego tengan permanencia en el tiempo”, agregó.

Daniel Kerner, Director Ejecutivo para América Latina de Eurasia Group, una consultora que aconseja a inversores sobre los riesgos políticos en mercados extranjeros, coincide en que el revés de Milei impactará “negativamente” en Wall Street. “El limitado optimismo que apareció después de la elección ya estaba empezando a desinflarse. Creo que eso deja en claro lo difícil que va a ser hacer correcciones, y por lo tanto reducirá aún más el interés en Argentina”, dijo.

“No debería haber sorpresa con lo que pasó”, agrega Kerner. “Milei siempre fue institucionalmente débil porque no contaba con apoyo en el Congreso ni gobernadores y tampoco tiene experiencia. Intentó hacer demasiado con la ley ómnibus y el decreto. Había mostrado algo de pragmatismo en los primeros pasos, y eso hacía pensar que podía negociar, pero ahora ya no está claro cuánto de eso queda”.

Respecto de cómo ve el futuro de las reformas, dijo que “dependerá de cómo reaccione Milei. Si muestra pragmatismo, negocia una agenda posible, pude haber un poco de esperanza. Si dobla la apuesta, teniendo todo para perder, el interés se evaporará”.

“Hay un grupo político grande en Argentina que cree que ciertas reformas son necesarias, y que un ajuste fiscal lo es también. Pero un presidente débil no puede modificar todo sin negociar. Si Milei se acerca a los grupos moderados creo que puede implementar una agenda, acotada. Si quiere todo, va a fracasar”, agregó.

Consultado sobre la posibilidad de cómo impactaría entre los inversionistas la posibilidad de un plebiscito, señaló: “No creo que cambie mucho la visión. Me parece que le sumaría incertidumbre al proceso, y si es rechazado sería un golpe muy fuerte al gobierno y su agenda. Hacerlo igual parece muy difícil”.

Para Piedrahita, “el Gobierno debe utilizar los decretos de Necesidad y Urgencia con mayor contundencia en el corto plazo. La sociedad le dio un mandato reformista a Milei y dicho mandato persiste. Las reformas podrán ser implementadas pero el camino es sinuoso y con múltiples problemas que, acumulados, podrían poner un freno a la marcha reformista”.

NOTICIAS RELACIONADAS